Enviar
Condenados estafadores que operaban desde Costa Rica

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Un hombre de apellido Llamas fue condenado a 11 años de prisión por el delito de estafa perpetrado contra decenas de residentes norteamericanos, desde un centro de llamadas localizado en Costa Rica.
La sanción fue determinada por un juez del Distrito de Whitney, en Carolina del Norte, Estados Unidos.
La estratagema planeada y ejecutada presuntamente por Llamas hace dos años, implicaba que solicitaba a los supuestos ganadores de premios asignados en sorteos de lotería o juegos similares, enviar sumas considerables de dinero —hasta totalizar $10 millones— para asegurarse el depósito de las cantidades asignadas.
Además del sentenciado, quien ya había reconocido su culpabilidad en noviembre de 2007, otros 33 inculpados en el mismo caso habían aceptado su responsabilidad en los hechos. Esta actitud les valió condenas menores y hasta ejecuciones alternativas de la pena.
Como antesala de la condenatoria de Llamas, el propietario del fraudulento negocio fue condenado a 50 años de prisión, y obligado a cancelar una multa cercana a los $8,3 millones.
El modus operandi establecía el uso de modernos equipos y tecnología de avanzada, que permitían disimular el origen de las llamadas efectuadas, con números de la Comisión de Seguridad de Loterías, de Estados Unidos.
Agentes del Organismo de Investigación Judicial, tuvieron participación en el operativo que desarticuló la banda, durante los primeros seis meses de 2007.
Ver comentarios