Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Condena a Calderón: "Mucho ruido, pocas nueces"

Natasha Cambronero [email protected] | Jueves 12 mayo, 2011



De 24 años de prisión que solicitó la Fiscalía, sentencia se redujo a solo tres años
Condena a Calderón:
“Mucho ruido, pocas nueces”

Votación fue dividida, magistrados de la Sala Tercera mostraron discrepancias ante veredicto
Expresidente reitera que acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos

“Mucho ruido, pocas nueces”, esa frase utilizada en la obra dramática shakespeariana describe también el proceso judicial contra el expresidente Rafael Angel Calderón por el caso Caja-Fischel, ahora en el penúltimo capítulo con la recalificación de una condena disminuida luego de una gran expectativa mediática.
Inicialmente, la Fiscalía había solicitado 24 años de prisión para quien gobernó Costa Rica entre 1990-1994 por presuntamente haber cometido dos delitos de peculado y dos de penalidad de corruptor.
Dicha acusación movilizó desde 2004 a todo el Ministerio Público, entonces encabezado por Francisco Dall’Anese. Sin embargo, la gravedad de caso se fue disipando con el paso del tiempo.
Primero, el Tribunal de Juicios de Goicoechea el 5 de octubre de 2009 desestimó que Calderón haya incurrido en dos delitos de penalidad de corruptor y lo sentencia a cinco años de prisión por dos peculados.
Fallo que fue apelado por los defensores del exmandatario y que ayer recibió respuesta por parte de la Sala Tercera. Los integrantes de esta instancia por mayoría, acogieron parcialmente el recurso de casación interpuesto y recalificaron la sanción a tres años de cárcel por solo delito de peculado.
A esa conclusión llegaron los magistrados Jesús Ramírez, Magda Pereira y Carlos Chinchilla, luego de que anularan la prueba bancaria traída de Panamá, donde se trazaba el supuesto recorrido de las dádivas.
Dicha decisión no contó con el aval de los otros dos magistrados, Luis Alberto Víquez y José Manuel Arroyo, quienes salvaron el voto y pedían que la sentencia de 2009 fuera reafirmada a cabalidad.
“El fallo deja un gran sinsabor en los abogados del país; que se haya montado un gran show y solo se haya logrado esta sentencia. La reducción de la pena es una victoria para la defensa y una derrota para el exfiscal Dall’Anese”, dijo Juan Diego Castro, abogado y exministro de Seguridad.
La misma recalificación obtuvieron cinco de otros siete sentenciados por este caso, a quienes la pena también les quedó en tres años.
Se trata de Eliseo Vargas, expresidente ejecutivo de la Caja Costarricense del Seguro Social, Walter Reiche y Marvin Barrantes, expresidente y exgerente general de Corporación Fischel.
Así como de Gerardo Bolaños y Juan Carlos Sánchez, exdirectivo y exgerente de Modernización de la Caja de Seguro Social.
En este sentido, ninguno de los condenados por este caso tendrán que ir a prisión, pues la legislación costarricense permite, cuando la pena sea inferior a tres años, gozar de libertad condicional.
En este caso, la ejecución condicional es de cinco años, periodo en el cual no podrán cometer un nuevo delito doloso donde se les imponga una pena superior a seis meses de cárcel, de lo contrario se revocaría tal beneficio.
No obstante, sí se mantuvo la imposibilidad para ejercer cargos públicos durante seis años a Vargas, Bolaños y Sánchez.
Si bien Calderón no tiene tal impedimento, ayer tras conocer la decisión de la Sala Tercera reiteró que se mantendrá alejado de la política y del Partido Unidad Social Cristiana, ya que apelará el fallo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Ello, en razón de que a su juicio en al menos diez aspectos el Ministerio Público violó sus derechos a lo largo del proceso que se extendió por siete años.
Asimismo, fue enfático en que no esperaba una sentencia condenatoria y que no compartía el fallo de los magistrados de la Sala Tercera.
“Yo esperaba la absolutoria, conozco los hechos, estuvimos aportando todas las pruebas que se nos requirió; esperábamos de una vez la absolutoria pero no se dio; no obstante, hay algunas cosas positivas, como es el hecho de que quedó claramente demostrado que la Caja no se perjudicó en nada”, manifestó Calderón.
“Esta lucha no ha terminado, acudiremos a la Corte Internacional de Derechos Humanos donde intentaremos anular esta sentencia y que en la historia mi nombre no quede manchado”, añadió el expresidente de la República.
En contraposición, la resolución fue alabada por el Ministerio Público y algunos imputados como Walter Reiche, quien fungió como testigo clave en esta investigación.
“El Ministerio Público, como órgano encargado del ejercicio de la acción penal en un Estado social, democrático y de derecho, considera oportuna la ratificación de la sentencia”, aseveró Guillermo Hernández, fiscal general interino.
Esta no es la primera vez que una acusación de la Fiscalía se diluye paulatinamente.
Lo mismo está ocurriendo al también expresidente Miguel Angel Rodríguez, quien recientemente recibió una condena de cinco años por un delito de corrupción agravada en la modalidad de instigador, pese a que inicialmente se le atribuían además cuatros delitos de enriquecimiento ilícito.

Natasha Cambronero
[email protected]