Enviar
Al menos 50 personas murieron durante carrera por presidencia
Concluye campaña electoral en Guatemala

Sondeos pronostican que Colom o Pérez Molina ganarán las elecciones pero no conseguirán evitar segunda ronda

Guatemala
EFE

La campaña para las elecciones generales del próximo domingo en Guatemala concluyó el viernes y dio paso a un período de reflexión, tras dejar al menos medio centenar de muertos.
El último acto de campaña en la capital lo celebró la candidata por el partido Encuentro por Guatemala (EG), la líder indígena y Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, en el que apenas se concentraron menos de mil personas.
Tras ese acto, Menchú, a quien las encuestas adjudican un tres% de los votos, acudió al entierro de los dos candidatos municipales de su partido que fueron asesinados el pasado miércoles.
Los dos candidatos presidenciales favoritos, entre los 14 de 21 partidos que se presentan a estas elecciones, son el socialdemócrata Álvaro Colom y el ex general y derechista Otto Pérez Molina.
Esta ha sido la campaña electoral más violenta de la historia democrática de Guatemala, con al menos medio centenar de candidatos a diferentes cargos o familiares de aspirantes o activistas políticos asesinados desde que los comicios fueron convocados en pasado mayo.
El hijo del general retirado y activista del izquierdista partido Alianza Nueva Nación (ANN), Morris de León, fue hallado el viernes asesinado en una zona en el norte de la capital guatemalteca.
Según una denuncia hecha ante la Policía Nacional Civil (PNC), el hijo del militar, Gustavo Eduardo de León, fue secuestrado el pasado jueves por desconocidos.
La Organización de Estados Americanos (OEA) ha solicitado al Gobierno de Guatemala que cada uno estos hechos “sean debidamente investigados para poder confirmar o descartar los móviles políticos”, dijo el viernes en una rueda de prensa Diego García-Sayán, jefe de la misión de observación electoral de ese organismo.
“No obstante, en medio de las dificultades, entre ellas las climatológicas, podemos asegurar que este domingo se van a celebrar unas elecciones democráticas”, afirmó el peruano García-Sayán, quien agregó que esto tiene “una gran importancia para la consolidación de la democracia en el país y en la región”.
La OEA espera “un alto nivel de participación, especialmente entre la población rural e indígena, hacia donde hemos dedicado especiales esfuerzos” en este proceso, explicó el delegado internacional, que fue canciller y ministro de Justicia de Perú.
El organismo panamericano ha desplegado a 200 personas para observar estas elecciones, con un presupuesto de poco más de $1,5 millones, mientras que la Unión Europa tiene distribuidos por todo el país a un centenar de observadores, con una inversión de tres millones de euros (unos $4 millones).
La misión de observadores más numerosa, con algo más de 4 mil voluntarios, es la de Mirador Electoral, una agrupación de organizaciones civiles guatemaltecas apoyada por el estadounidense Instituto Nacional Demócrata (NDI, por sus siglas en inglés).
La campaña electoral concluyó oficialmente a las 12:00 hora local (18.00 GMT) del viernes y dio paso a un período de reflexión en el que está prohibida la propaganda política.
Colom y Pérez Molina cerraron sus respectivas campañas la noche del jueves con sendos actos en la capital del país, a los que acudieron miles de sus seguidores.
En una rueda de prensa, Colom, candidato del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), formuló un llamamiento a los ciudadanos a votar “por la esperanza de Guatemala” y dijo estar convencido de que ganará las elecciones generales del domingo.
Pérez Molina, candidato del Partido Patriota (PP), en un mensaje enviado a todo el país desde la provincia oriental de Zacapa, reiteró que la “mano dura” del símbolo de su campaña representa la voluntad de rescatar a Guatemala de la violencia y que el lugar de los narcotraficantes y delincuentes “estará en la cárcel”.
El ex militar también dijo que está convencido de que ganará el domingo y anunció que ocho días después iniciará la campaña para la segunda vuelta en la que, aseguró, volverá a derrotar a su contrincante.
Las últimas encuestas publicadas pronostican que Colom o Pérez Molina ganarán las elecciones por un muy estrecho margen y sin conseguir los votos suficientes, el 50% más uno, para evitar una segunda vuelta.
Esa segunda vuelta, en la que se enfrentarán únicamente los dos candidatos más votados en los comicios del domingo, está programada para el próximo 4 de noviembre.
Unos 5,9 millones de guatemaltecos han sido convocados para elegir el próximo 9 de septiembre, a su nuevo presidente y vicepresidente, 158 diputados al Parlamento, y 332 alcaldes municipales, para un período de cuatro años (2008-2012).
Ver comentarios