Enviar
Tiene hasta esta semana para conseguir financiamiento o perderá concesión
Concesionario de vía a San Ramón recibe ultimátum
Sociedad brasileña muestra interés en asumir el proyecto

El atraso en el inicio de los trabajos de ampliación de la vía a San Ramón colmó la paciencia del Gobierno.
Autopistas del Valle, empresa a cargo, fue notificada de que si esta semana no presenta el plan de financiamiento, perdería la concesión.
El compromiso de la empresa de aportar los $280 millones que se requieren para realizar las obras fue una de las razones que pesaron en la decisión para cederle el proyecto.
Sin embargo, desde principios de año la compañía reconoció la dificultad para conseguir el dinero.
El problema es producto de que los bancos que habían ofrecido el crédito se vieron obligados a dar marcha atrás en el financiamiento como secuela de la crisis financiera.
El último informe que le dio la empresa al Gobierno es que las entidades financieras le habían garantizado girarle la mitad del crédito, aseguró Guillermo Matamoros, viceministro de Concesiones.
No obstante el jerarca tiene claro que será difícil convencer a la Contraloría para que permita el inicio de los trabajos sin contar con todos los fondos en mano.
Tal vez sería posible recurrir a la Contraloría con una parte del crédito, dijo Matamoros, si la compañía presenta una garantía de que obtendrá el resto en el mediano plazo.
En ese caso habría que modificar el cronograma de obras a fin de detallar cuáles serás las prioridades y cuáles trabajos se dejarán para más adelante.
La carretera a San Ramón es la más importante del país, debido al tránsito de turistas y mercancías. Se estima que por día circulan unos 90 mil autos por esta.
El proyecto vial contempla llevar a seis el número de carriles en el tramo entre la Sabana y el aeropuerto Juan Santamaría, luego a cuatro carriles de Alajuela a San Ramón.

Además se le incluyó la construcción de la fase norte de la carretera de Circunvalación, entre la Uruca y Calle Blancos; pero esa es una de las obras que se pospondrían de ser necesario.
A pocas horas de que se cumpla el ultimátum que se le hizo —debe estar en manos de Matamoros el lunes— en la empresa informaron que “mantienen conversaciones (con el Gobierno) constantes al respecto”.
Sin embargo no respondieron si ya tienen el compromiso de algún banco para cederles el dinero.
En el supuesto de que la compañía reciba el respaldo de la banca, se le dará la orden de inicio a la mayor brevedad con el fin de que al cierre de este gobierno la maquinaria ya esté trabajando.
Ahora, de darse una resolución pesimista, el Viceministro dijo que tiene el mandato de los directores del Consejo Nacional de Concesiones para que inicie el proceso para rescindir el contrato.
Sin embargo, de darse este último escenario cabe la posibilidad de que el proyecto no fracase, ya que surgió el interés de la constructora brasileña OAS, de asumir la obra.

Danny Canales
[email protected]


Ver comentarios