Logo La República

Lunes, 19 de agosto de 2019



BLOOMBERG


Concesionarias de GM encuentran apoyo

| Martes 09 junio, 2009



Concesionarias de GM encuentran apoyo

Washington -- Las concesionarias de automóviles han estado entre los mayores donantes a las campañas políticas de Estados Unidos en el último decenio, sobrepasando a todos los grupos excepto dos. Esa inversión de $13 millones puede estar rindiendo frutos según las concesionarias reciben mucha atención en el Congreso.
El Congreso ha realizado audiencias sobre el cierre planeado de miles de locales de venta de automóviles y está debatiendo maneras para ofrecer ayuda a las empresas. Casi un cuarto de los miembros de la Cámara de Representantes firmaron cartas dirigidas al presidente Barack Obama y a su grupo de trabajo sobre asuntos automovilísticos cuestionando los planes de cerrar las concesionarias.
La participación de los legisladores puede descalabrar los planes de General Motors Corp. y Chrysler LLC de salir de la quiebra con una red de concesionarias más reducida.
“La intención de la quiebra es que las compañías racionalicen las operaciones”, dijo Maryann Keller, analista automovilística y directora general de Maryann Keller & Associates, con sede en Stamford, estado de Connecticut. “Si el Congreso hace algo que dice, “No, no puedes terminar contratos que crees que van en tu detrimento”, por supuesto que las amenaza”.
Ejecutivos de GM, con sede en Detroit, que reducirá la cantidad de concesionarias a incluso 3.500 de 6 mil, y Chrysler, de Auburn Hills, estado de Michigan, que planea cerrar 789 locales de venta, dijeron que las reducciones son cruciales para su viabilidad.
Fritz Henderson, máximo responsable ejecutivo de GM, dijo a la comisión de Comercio del Senado el 3 de junio que los recortes eran para “crear una red de concesionarios saludable, más fuerte y rentable”.
Jim Press, director general y vicepresidente de Chrysler, dijo al panel legislativo que su red “no es viable y no es rentable”.
Obama ha prometido permitir que las automovilísticas tomen sus propias decisiones sobre la reestructuración.
Como resultado, la Asociación Nacional de Vendedores de Automóviles --que tiene miembros en los 435 distritos legislativos-- está pidiéndoles a sus más de 17 mil comerciantes que ayuden a retrasar, si no a mermar, los cierres.
Casi 200 concesionarios visitaron a sus legisladores en Washington el mes pasado, y la asociación les ha pedido a sus miembros que recluten a sus trabajadores para que se comuniquen con los representantes locales. El grupo con sede en McLean, estado de Virginia, calcula que en promedio cada concesionaria tiene 52 vendedores y personal de apoyo, y las concesionarias con frecuencia son los mayores empleadores en muchas localidades pequeñas.
El comité de acción política de la asociación ha donado más dinero a candidatos federales en los últimos 10 años que todos menos dos comités similares, dijo un grupo de investigación de Washington. Donó más de $13 millones de 1999 a 2008, solo rezagado de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios y la Fraternidad Internacional de Trabajadores Eléctricos.
Los legisladores respondieron enviándoles cartas a Obama y a su grupo de trabajo exhortando a una revisión de los cierres planeados. Firmaron las cartas 104 representantes de la cámara baja, 83 de quienes recibieron donaciones del comité de acción política de las concesionarias para sus campañas del 2008 o del 2010. Entre ellos estaban los republicanos Chris Lee, quien redactó una carta junto con el demócrata Dan Maffei, ambos de Nueva York, y Steven LaTourette, quien escribió la carta junto con el demócrata Dennis Kucinich, ambos de Ohio.
Maffei y Kucinich no recibieron dinero del grupo empresarial, según datos del centro.
LaTourette, quien recibió la donación máxima de $10 mil para su reelección del 2008, dijo que las donaciones no tenían nada que ver con el apoyo de los legisladores a los comerciantes de autos.
“Las concesionarias son parte del tejido de cada pequeña comunidad que represento”, dijo.