Concesionaria de autos chilena corre riesgo de impago
Enviar

Concesionaria de autos chilena corre riesgo de impago

Fitch Ratings calificó en noviembre a Automotores Gildemeister SA de la compañía de Chile que más probabilidades tenía de un impago en 2015.
Una creciente cantidad de tenedores de bonos llega ahora a la misma conclusión luego de que la concesionaria de autos diera a conocer su cuarto trimestre consecutivo de pérdidas.


Los $300 millones de pagarés de la compañía con vencimiento en 2023 han caído 7,8%, a 56,5 centavos por dólar, desde el 2 de diciembre, cuando los resultados de Gildemeister indicaron que los ratios de deuda habían crecido al nivel más alto en por lo menos seis años. La caída es de más del doble de la declinación de los bonos de mercados emergentes de calificación basura en ese período.
La firma vendedora de autos que creó Hyundai Motor Co., que tiene sede en Seúl, se vio afectada por el derrumbe del peso chileno que ha hecho subir el costo de las importaciones y por el crecimiento económico más débil en cinco años, y le cuesta ahora convencer a los inversores de que puede generar suficiente efectivo para pagar su deuda, dijo Credicorp Capital. Se estima que Gildemeister, cuya calificación Fitch redujo en setiembre a CCC, se quedará sin dinero en siete meses, según datos que recopiló Bloomberg.
“La compañía enfrentará un panorama más difícil el año próximo”, dijo Felipe Lubiano, un analista de Credicorp.
“A la empresa le resulta muy difícil generar dinero, y nuestros clientes nos preguntan todo el tiempo por el valor de recuperación”.
Gildemeister se negó a hacer declaraciones sobre el desempeño de sus bonos y la especulación respecto de un posible impago.
“Tenemos plena confianza en que podremos seguir con nuestras operaciones de manera exitosa a pesar de la situación económica actual y de la incertidumbre que ha afectado la confianza de los consumidores”, dijo Gildemeister.
Los pagarés de Gildemeister a 2023 rinden 16,6% o 13,64 puntos porcentuales por encima de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos comparables, indican datos que recopiló Bloomberg.
La compañía, que tiene sede en Santiago, dio a conocer una pérdida neta de $54 millones en el tercer trimestre, la mayor desde por lo menos 2011, según datos que recopiló Bloomberg. Eso llevó la deuda neta a 14,3 veces las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.
Fitch dijo en un informe del 3 de noviembre que “el riesgo de un impago está en el nivel más alto” en el caso de Gildemeister, dos meses después de reducir cuatro niveles su calificación, a CCC, uno de los grados más bajos de basura, debido al “importante deterioro de su liquidez en los próximos trimestres”.

Bloomberg


Ver comentarios