Con paso de campeón
Fernando Torres anotó; España apunta a la final, y el “Niño” a ser el goleador histórico de la Confederaciones.AFP-Eitan Abramovich/La República
Enviar

Con paso de campeón

España despide a Nigeria 3-0 y se confirma como un firme candidato a la final en el Maracaná

España goleó ayer a Nigeria mostrando sus dotes de favorito y dejando claro que va a paso firme hacia la final en el Maracaná, el próximo domingo, para la cual ya solo Italia se interpone en su camino.

201306232220540.a44.jpg
Los ibéricos marcaron no más al iniciarse el encuentro y luego decidieron guardar fuerzas para una semana que decide el título. En ocasiones, España rebajó tanto su marcha que acabó entregando el protagonismo a una Nigeria voluntariosa. Tan sobrada en el físico como falta de acierto en el remate.
Se topó con Víctor Valdés y agradeció los fallos de definición de Soldado, quienes reabrieron el debate de la portería y del nueve para semifinales. Tras la maravilla de Iniesta para iniciar el partido, llegó el tanto de Jordi Alba. Como en la final de la última Eurocopa contra Italia. Rompiendo por sorpresa. Definiendo con calma tras llevarse el balón con fortuna en el recorte a los tres minutos.
El trabajo estaba hecho y había mucho por jugar. Nigeria necesitaba golear y tuvo fe en el milagro. Con tres delanteros provocó que España se hiciese larga en defensa. Aparecieron los espacios y el físico del campeón africano no lo desaprovechó. Emergió la figura de Valdés. Fortísimo por alto en su área, ágil bajo palos a un disparo de Mba ajustado al poste.
Del Bosque torcía el gesto en el banquillo. No le gustaba lo que veía. Pero España tiene jugadores para cambiar todo en un abrir y cerrar de ojos. Cuando tocó con verticalidad generó peligro. Cesc, incansable lanzando movimientos ofensivos, se encontró dos ocasiones de gol. Una la estrelló en Enyeama y la segunda besó la madera. Soldado tuvo otras dos, que también desaprovechó.
El panorama sería el mismo en el segundo acto. El calor marcaba el partido. Valdés dejó un susto en una mala salida y Cesc al pedir el cambio por molestias. Entró Silva con ganas. Dejó su visión privilegiada en el pase entre líneas. Por la izquierda entraban los dos jugadores en mejor momento físico, Jordi Alba y Pedro. El último sacó un pase que aprovechó Fernando Torres para meter dinamita al debate del nueve.
Su testarazo a la red a los dos minutos de sustituir a Soldado era su mensaje.
Alba cerró su exhibición física con picaresca acción. Lanzando un desmarque a un saque de falta en largo, para plantarse solo ante Enyeama, regatear y firmar su doblete a puerta vacía. Era el broche a un nuevo triunfo tan sobrado que permitió a España el lujo de reservar fuerzas para Italia.

Fortaleza, Brasil/EFE

Ver comentarios