Con los pelos en el alambre
Deyver Vega y Esteban Sirias disputan el balón en uno de los duelos interesantes de anoche. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Con los pelos en el alambre

Saprissa necesitó de los penales para ganar un partido que debió sacar en los 90 minutos de juego

Tras lanzarse 13 penales, Saprissa logró la victoria y el pase a la final del torneo de copa, anoche ante un Cartaginés al que los morados no lograron superar, al menos en el marcador, en los 90 minutos de reglamento.

201308010022210.a11.jpg
El juego terminó 2-2 (3-3 en el global), pero los de Tibás hicieron un juego que en algunos momentos del partido pareció que los enrumbaría con facilidad hacia la victoria; la propuesta brumosa fue conservadora apostando al contragolpe y la bola muerta.
Yeltsin Tejeda se convirtió en el hombre del juego, no tanto por sus coberturas como por la proyección que le dio al equipo, y él mismo se movió con libertad, tanta que fue quien abrió el marcador.
Jordan Smith también estuvo suelto por el carril derecho, por donde dialogó con Deyver Vega, quien al 29' se descolgó por su banda, pero su remate fue impreciso. El manejo de Diego Estrada y Manfred Russel pusieron a un Saprissa dominante, ante un Cartaginés en el que Danny Fonseca y Néstor Monge buscaban una alianza con Randall Brenes, que los pusiera frente a Donny Grant.
Un pase inteligente del Chiqui para Pablo Herrera, que este desperdició y un tiro libre de Monge que obligó a Donny Grant a volar, fueron las dos acciones brumosas de esta primera parte.
El gol llegó al 39', Yeltsin fue a buscar suerte a la entrada del área brumosa, tomó el balón, buscó el espacio y soltó el gatillo, todo con facilidad extrema y un remate rastrero, venenoso y a la red.
El primer tiempo finalizó con la certeza de que el marcador no reflejaba las facilidades del juego para el equipo dominante, Saprissa.
En la complementaria el partido se encendió. Saprissa mostró lo mismo y Cartago también. Los técnicos mantuvieron su idea y a Delgado se le cuajó, con dos acciones de bola muerta que volcaron el marcador.
Primero un tiro libre que Villalobos Chan, en una posición que dejó dudas, cazó en el área morada y empató el juego, y luego fue el uruguayo Pablo Cardozo, quien cobró un tiro libre como los dioses y venció a Grant sin apelaciones.
En un abrir y cerrar de ojos, Saprissa tenía las manos vacías, pero un excelente pase de Yeltsin Tejeda y la astucia de Estrada dentro del área propiciaron el empate, pero el daño estaba hecho, Cartaginés estaba totalmente metido en el juego y apuntaba a los penales, al azar de los penales, que para el Saprissa era como un castigo, por no poder definir en su momento.
Fue así como desde el manchón blanco se definió el partido y los morados lograron su objetivo, por la vía difícil y angustiante.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios