Enviar
Con la primera a la vista
Limón casi liquidó la serie al aplastar 4-0 a Barrio México

El tiempo de espera parece acercarse a su final, la luz al final del túnel de la segunda división ya se ve en el horizonte de los limonenses, el regreso a la primera división está a 90 minutos.
No fueron uno, ni dos, y menos tres, sino cuatro los goles que le marcó Limón FC a Barrio México en el primer juego de la final de la liga de ascenso.
Fue mejor de lo que Ronald Mora, muchachos y afición limonense hubiesen soñado. Treinta segundos de juego y ya el marcador estaba a su favor. Bendito gol de arranque.
La anotación de Kendall Wilson ante un horror del arquero Fernando Valverde, quien soltó el balón en el cobro de tiro libre, se encargó de abrir el camino a lo que terminó en goleada, en fiesta limonense.
Un 4-0 con tantos de Wilson, Kurt Bernard en dos ocasiones y David Diach ponen a Limón F.C. con pie y medio y hasta más en primera división, aunque quedan 90 minutos por jugar el próximo sábado en cancha mexicanista.
Un equipo caribeño convencido, jugando buen fútbol, bien conjuntado y hasta con suerte de campeón fue lo que se encontró Barrio México. Con un Kurt Bernard que salió inspirado, tenía la función de armar, de ser el orquestador y cumplió con cabalidad y con goles.
Los canelas se perdieron en campo, al portero se lo tragó el ambiente y aunque trataron en algunas jugadas no encontraron brújula, ya que siempre se toparon con un Kevin Stewart muy bien parado y si no le ayudaban los postes.
Al min. 27 Bernard se encargó de cerrar en el segundo palo un cobro de tiro libre y con un cabezazo potente puso el 2-0, con el que finalizó el primer tiempo.
Y como si la historia se repitiera Kurt volvió hacer de las suyas, una jugada colectiva que nació desde la defensa y terminó en los pies de la figura del partido, quien resolvió con gran toque al ángulo ante la salida de arquero.
La fiesta era limonense, la afición celebraba sin parar, se sentían casi en primera y todavía mucho más cuando Diach se escapó para sentenciar con el 4-0 minutos antes del pitazo final.
Ese cuarto gol sí que se asemeja a un golpe de nocaut para Barrio México, recuperarse será una tarea muy complicada para los de la barriada, sería una hazaña, pero los últimos 90 minutos pintan más a trámite.

Dinia Vargas
[email protected]
Ver comentarios