Enviar
¿Con la mente atascada?
Algunas veces pasar por situaciones estresantes puede ser la causa de tener un bloqueo mental, en momentos cuando necesita que las ideas fluyan


En algunas ocasiones las ideas fluyen como el agua, y el éxito está casi asegurado en los proyectos más importantes.
Pero también es común que cuando usted necesita generar nuevas propuestas o encaminar un proyecto, su mente se “desconecte” o quede atascada.
Es una situación común que muchas personas han experimentado en el trabajo, pero que con facilidad se puede superar, cuando no se trata de casos extremos.
Quienes experimentan estas situaciones, deben empezar por valorar qué circunstancias se están dando en el entorno tanto laboral como personal que le están impidiendo concentrarse, comentó la psicóloga Katherine Hogg.
“Si se analiza y no se encuentra ninguna circunstancia especial que esté ocasionando el bloqueo, lo recomendable es revisar la actitud que se tiene hacia el proyecto”, agregó.
Puede ser simplemente que no se siente motivado a realizar esa tarea, o que sea una labor que siempre ha percibido de forma negativa.
La solución a criterio de Hogg es buscar precisamente los puntos positivos que le puedan motivar, puede investigar con mayor profundidad para encontrar algo que le interese y desarrollar dentro del proyecto.
“Si es un trabajo a nivel de equipo, lo mejor es que comente la situación con el líder para encontrar esa fuente de motivación y que le permita abocarse a las áreas donde tiene más fortalezas”, agregó.
A nivel general, la especialista considera que esta situación se puede dar incluso por una baja en la autoestima, o tal vez en aquellas personas que se sientan inseguras con respecto a su capacidad, porque precisamente no conocen sus fortalezas.
Sin embargo en la mayoría de los casos la tensión y estar bajo presión es el principal motivo.
Para Gilberth Valle, gerente de Marca de Vendôme, una buena solución es desconectarse y regresar de cero al proyecto, puede que en el primer intento las cosas no salieran como uno quería, pero luego se pueden encontrar otros caminos ya con la mente más fresca.

De nuevo a la carga
Cambie de escenario. Una recomendación es que cambie de ambiente, replantearse el mismo trabajo en otro ambiente, por ejemplo trabajar en la comodidad del hogar puede ser la solución.

Relájese. Tener un revoltijo en la cabeza no ayuda a la creatividad, relájese y haga algo que le permita dejar de lado el estrés por un momento.

Motívese. Usted puede arreglar su lugar de trabajo para inspirar las ideas, evite las distracciones y el desorden, en lugar de eso coloque artículos que le provean felicidad.

Tenga un diario. Las ideas pueden surgir en cualquier momento, por ello es bueno que siempre tenga una libreta donde anotarlas para que las tenga como futuras referencias.

Fuente: Internet

Melissa González
[email protected]



Ver comentarios