Logo La República

Sábado, 23 de octubre de 2021



ACCIÓN


Con furia de mujer

EFE | Viernes 25 enero, 2013

Victoria Azarenka a reclamar el bicampeonato de Australia.Greg Wood-AFP/La República


Con furia de mujer

Na Li quiere su segundo Grande en la final del Australia Open, y Victoria Azarenka ser bicampeona

Na Li, la chinita que hizo historia cuando logró para su país la primera final en un Grande, en el Australia Open en 2011 y meses después ganó

Na Li, la historia vuelve a tocar a su puerta. Manan Vadsyayana-AFP/La República

Roland Garros, vuelve a encender el corazón de millones de compatriotas, que ven cómo este país tendrá nuevamente a su alcance uno de los máximos logros en el tenis.
Li se convirtió en la invitada inesperada a esta final, porque con la rusa María Sharapova en su sector de la llave, se suponía que la rubia europea sería la encargada de destronar a la bielorrusa Victoria Azarenka, no solo del título de Australia, sino del primer lugar del mundo. No obstante, Na se mostró intratable ante María, que había tenido un Abierto relativamente relajado hasta entonces, mientras que la asiática había sudado mucho más.
La gran actuación de Sharapova concediendo únicamente nueve juegos en sus cinco primeros partidos, todo un récord en Melbourne, hacía de la rusa la gran favorita, pero María no tuvo su día, sumó 17 errores no forzados en el primer set y tres dobles faltas y 14 errores no forzados en el segundo tomando así la ruta de la derrota.
En nombres, María había tenido sus dos principales encuentros con una Venus Williams que sin menospreciar, es un nombre que se está quedando en el pasado, en cuanto al nivel que una vez le vimos, y que quedó manifiesto en el 6-1 y 6-3 de ese encuentro. Luego vino la rusa Ekaterina Makarova a la que Sharapova dominó con un sencillo 6-2 y 6-2. Por su parte Li tuvo un duro encuentro ante la polaca Agnieszka Radwanska (7-5 y 6-3), que perdió su invicto de este año y frente a la alemana Julia Goerges, que le dio problemas en el primer set 7-6 (6) y 6-1.
Azarenka por su parte cortó las horas de gloria de la joven estadounidense Sloane Stephens, de solo 19 años de edad, quien todavía no salía de su asombro de eliminar a Serena Williams, cuando ya estaba eliminada.

Lo más llamativo del encuentro que la bielorrusa ganó en el primer set 6-1, fue su estrés para acabar con el juego, que ganaba 5-3, pero en el que desperdició cinco puntos de partido. No obstante, la bielorrusa sacó a relucir la experiencia y pidió tiempo médico, normalizó sus biorritmos y ganó el juego después, a la sexta oportunidad. Luego del juego, Azarenka explicaría que “no podía respirar, tenía dolores en el pecho. Es como si me estuviera dando un ataque al corazón” y agregó que “casi cometí lo que pudo ser el error del año, con 5-3 y teniendo muchas oportunidades para cerrar el partido. Me sentí algo ansiosa porque me di cuenta que estaba a solo un paso de la final y los nervios me atenazaron”.
Por el lado de Li, que ya perdió una final contra Clijsters en Melbourne, tendrá su oportunidad de ser campeona si puede jugar con la confianza y la solidez que mostró en los últimos días.

Luis Rojas y EFE
lrojas@larepublica





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.