Con efectivo, y Starbucks se endeuda
Starbucks incorpora deuda por $750 millones a los $550 millones de bonos que tiene en circulación. Bloomberg/La República
Enviar

Con efectivo, y Starbucks se endeuda

 Starbucks Corp., que genera más efectivo libre en relación con su deuda que cualquier otra cadena de restaurantes de los Estados Unidos, podría más que duplicar el endeudamiento para recompensar a los accionistas sin afectar su crédito.
La mayor operadora de cafés del mundo planea agregar más de $750 millones de deuda a los $550 millones de bonos que tiene en circulación luego de tres años de crecimiento de los ingresos que supera el promedio del índice Standard Poor’s 500. Con un ratio deuda-capital de 9,6, el más bajo desde 2006, Starbucks podría endeudarse en $1.000 millones sin “afectar de forma importante” su perfil crediticio, según Morningstar Inc., que estima que la compañía recomprará acciones con los réditos.


Starbucks incorpora deuda en momentos en que el impulso que da el máximo responsable ejecutivo, Howard Schultz, a comidas como la ensalada de pollo y legumbres negras eleva las ventas y las ganancias, lo que redunda en beneficio de accionistas y tenedores de bonos.
A pesar de las mayores obligaciones, la cadena de cafés, que tiene una calificación de A- de S&P, estaría de todos modos más segura que alrededor del 90% de las compañías endeudadas del S&P 500, sobre la base de su ratio deuda-capital.
“Están conformes con la calificación A-, pero reconocen que tienen cierto margen para crecer”, dijo Joscelyn Mackay, analista de Morningstar en Chicago. “Es una compañía donde el balance se les ha ido de las manos en un sentido positivo, dado que han seguido creciendo, que las ganancias aumentan y que no han seguido el ritmo”.
Bonos efectivo libre, el dinero disponible para reinvertir en una compañía, retirar deuda y pagar dividendos o recomprar acciones, crecerá 50% en el año hasta el 30 de septiembre, y un 14% más en los siguientes 12 meses, a $1.540 millones, según una encuesta de Bloomberg entre analistas.
Los nuevos créditos podrían llevar el ratio deuda-capital de Starbucks a alrededor de 23%, menos de la mitad del nivel promedio de las compañías del S&P 500 de calificación A- o superior que apuntan al gasto discrecional de los consumidores.
Starbucks vendió bonos por última vez en 2007, cuando emitió valores de 6,25% con vencimiento en agosto de 2017 con un rendimiento 165 puntos básicos por encima de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. Nuevos pagarés a 10 años podrían pagar un cupón más cercano a 3,5%, según datos que recopiló Bloomberg sobre la base del rendimiento promedio de los $39.000 millones de bonos de similar vencimiento que emitieron este año compañías no financieras con calificación crediticia del orden de A.
Moody’s Investors Service da a Starbucks una calificación de Baa2, dos niveles por debajo de la de S&P.

Bloomberg


Ver comentarios