Enviar

Obama ha buscado desmantelar las políticas que convirtieron a su predecesor George W. Bush en una figura impopular

Con nueva voz

Los primeros 100 días de Barack Obama como presidente de Estados Unidos han marcado un fuerte golpe de timón en el estilo que había caracterizado a la política exterior de Washington durante los últimos años.
Obama cuenta con altísimos niveles de aprobación entre los estadounidenses, y no se queda corto de popularidad fuera de sus fronteras.
El mandatario fue recibido calurosamente en Londres y Francia, ciudades que visitó durante una gira europea durante la cual asistió a la reunión de líderes del G20.
De igual forma, Obama fue el centro de atención durante la Cumbre de las Américas realizada en República Dominicana, y que marcó el primer encuentro del inquilino de la Casa Blanca con los jefes de Estado latinoamericanos.
Aunque las manifestaciones y protestas no faltaron en estas cumbres —especialmente la del G20—, sí brillaron por su ausencia las banderas de Estados Unidos en llamas y las pancartas con mensajes poco favorecedores para esa nación.
En sus primeros tres meses en el cargo, el nuevo presidente de ese país del Norte buscó desmantelar políticas e imágenes que convirtieron a su predecesor George W. Bush en una figura impopular en todo el mundo.
Prohibió la tortura, ordenó el cierre de la prisión de Guantánamo en Cuba y estrechó la mano de líderes latinoamericanos de izquierda que chocaron con Bush. En su primer viaje presidencial a un país predominantemente musulmán, Turquía, Obama insistió en que Estados Unidos “no está en guerra con el Islam”.
El Presidente también hizo patente su enfoque en tentativas anteriores con Rusia y China, dos países que Estados Unidos necesita en asuntos como Irán, Corea del Norte y la crisis financiera.
Esta nueva actitud a escuchar distintas posiciones y peticiones que impera actualmente en Washington debe ser aprovechada por Latinoamérica, región que durante años se ha visto relegada en la agenda exterior estadounidense.
Ver comentarios