Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Comunidades autónomas españolas dificultan intento de evitar suerte griega

| Lunes 22 marzo, 2010



Comunidades autónomas españolas dificultan intento de evitar suerte griega

Bloomberg
La campaña del presidente de Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero para demostrar que España puede evitar la suerte de Grecia depende de los gobiernos regionales del país.
Zapatero intenta reducir el tercer déficit de presupuesto más elevado de la eurozona, pero los gobernantes regionales, que encaran elecciones en los próximos 12 meses, se niegan a reducir el gasto. La Comisión Europea dijo que España quizá necesite recortar más su presupuesto para alcanzar sus metas de déficit, y el desempeño de las regiones es un “riesgo adicional”. Las 17 comunidades autónomas que controlan el 37% del gasto público limitan el margen de maniobra del presidente.
Zapatero se ha visto afectado por una transferencia del poder de 30 años a Cataluña, el País Vasco y otros territorios que actualmente controlan casi el doble de gasto que el Gobierno de Madrid. El riesgo es que Zapatero no pueda actuar lo suficientemente rápido sobre un déficit que subió al 11,4% del producto interno bruto el año pasado. Esto podría hacer que los inversores consideren vender bonos españoles junto con los de Grecia.
“Existe la presión, pero creo que algunas regiones se resistirán”, dijo Ángel de la Fuente, economista del Instituto de Análisis Económico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en Barcelona y autor de varios libros sobre economía regional. La crisis griega es un susto útil que demuestra lo que podría pasarle a España si no sanea sus finanzas.
España quizá necesite adoptar recortes de presupuesto adicionales para alcanzar su meta de reducir el déficit al límite de la Unión Europea (UE) del 3% en 2013, ya que los pronósticos económicos del Gobierno son demasiado optimistas, dijo la comisión en un informe.
Como los pronósticos del Gobierno muestran que las comunidades representarán más de la mitad del déficit de España del 7,5% en 2011, la ministra de Economía Elena Salgado intentará establecer un pacto con los políticos locales este mes luego de que el intento de Zapatero fracasó en diciembre.
La lucha de Zapatero por destrabar las negociaciones coloca los reflectores sobre un país cuya economía es cuatro veces más grande que la de Grecia y tiene un desempleo del 18,8%, el más elevado de la eurozona. La rentabilidad extra que los inversores piden por tener deuda española en lugar de equivalentes alemanes es de 74 puntos básicos. Aunque es de alrededor de un cuarto del diferencial griego, es de más del doble que hace dos años.
“Ningún país quiere ser la próxima Grecia”, dijo Olaf Penninga, gestor de cartera sénior para Robeco Group en Rotterdam, que administra 140.000 millones de euros ($192.500 millones). Ha vendido la mayoría de los bonos del Gobierno español y los ha reemplazado con equivalentes italianos. La crisis griega “claramente ha colocado una mayor presión sobre España para que adopte medidas para reducir el déficit”.
Portugal, por su parte, vendió bonos en dólares por primera vez desde noviembre como parte de un plan para emitir un 25% más de deuda este año con destino a financiar su déficit presupuestario.
El país europeo emitió los bonos a cinco años por $1.250 millones con un rendimiento de 97 puntos básicos sobre la tasa de canje de referencia, según datos compilados por Bloomberg. El volumen se incrementó desde $1.000 millones previstos originalmente, mientras que el margen se amplió desde 100 puntos básicos o 1 punto porcentual. Las órdenes superaron los $1.500 millones de euros, según Deutsche Bank AG, uno de los gestores de la venta.