Enviar
San Carlos, Carrillo, Paquera, Nicoya, Liberia y Upala serían futuros blancos de inspecciones
Comunidades piden intervención de Tribunal Ambiental


Ernesto José Villalobos
[email protected]

El Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) llevará a cabo inspecciones especiales en seis cantones del país, a solicitud de sus propios representantes locales.
A partir de setiembre los jueces ambientales darán seguimiento a las peticiones planteadas por los alcaldes de San Carlos, Carrillo, Paquera y Cóbano, Nicoya, Liberia y Upala, a fin de que se garantice el buen desarrollo de la infraestructura.
El trabajo requerido por los jerarcas de los ayuntamientos respectivos, va dirigido a que se haga una revisión de los permisos y condiciones bajo las que se erigen obras residenciales y comerciales.
“Aunque algunos ya recibimos la visita de los funcionarios del TAA, hay casos que ameritan especial atención”, indicó Carlos Marín, alcalde de Liberia. “La forma inmediata en que el Tribunal respondió a llamados que hemos hecho antes, nos motiva a coordinar mayores acciones con ellos”, agregó Marín.
En Liberia, el Tribunal ya dictó medidas cautelares en dos casos específicos: la tala de un bosque sin las autorizaciones pertinentes y la operación de un botadero de basura.
A pesar de que están a punto de salir al campo con lo que será la quinta barrida ambiental, los jueces ambientales dicen sentirse motivados por la confianza mostrada por los alcaldes.
“Vamos a iniciar cuanto antes estas visitas y para darle seguimiento al trabajo, necesitaremos una estrecha coordinación”, puntualizó José Lino Chaves, presidente del TAA.
Una vez que se concluye una visita al campo, los tribunales proceden a emitir —en los casos que lo ameriten— las medidas cautelares pertinentes; a estas hay que darles el seguimiento correspondiente, para garantizar que no se provoquen daños al ambiente.
El Tribunal priorizará las acciones con estos municipios, basados en la gravedad de los casos que se denuncien. De momento los dos ayuntamientos con mayores posibilidades de recibir la primera visita, son Osa y Nicoya.
Con un presupuesto anual de ¢180 millones, el Tribunal Ambiental espera que se confirme lo valorado por el Ministerio de Ambiente y Energía relacionado con aumentar los recursos para darles seguimiento a los más de 2 mil expedientes que permanecen abiertos, y los que se abrirían próximamente.
Ver comentarios