Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



GLOBAL


Comunidad internacional se prepara para una operación en Libia

Redacción La República [email protected] | Sábado 19 marzo, 2011



Comunidad internacional se prepara para una operación en Libia

La comunidad internacional aceleró el viernes los preparativos para una operación militar en Libia, mientras que las fuerzas de Muamar el Gadafi intentan tomar las ciudades de Misrata y Ajdabiya.
El regimen de Libia declaró un alto el fuego después de que el Consejo de Seguridad de la ONU autorizara el jueves establecer una zona de exclusión aérea para proteger a la población civil.
Sin embargo, en las afueras de la ciudad de Misrata y en Ajdabiya, a 160 kilómetros de Bengasi, continuaron los combates, según dijeron testigos a la cadena de televisión catarí Al Jazeera.
En Ajdabiya, según informó la televisión catarí las fuerzas legales a Gadafi continuaron los ataques y en la ciudad “hay muertos y heridos por todas partes”.
Fuentes de los rebeldes en Misrata afirmaron que las fuerzas del régimen dispararon “obuses y proyectiles sobre el centro de la ciudad, aunque han sido expulsados hacia las afueras” y aseguraron que seguían controlando la ciudad.
Un representante del Consejo Nacional Transitorio (CNT), Al Misraty, dijo que las tropas de Gadafi intentarán “invadir” Misrata, “lo más rápidamente posible para instalarse en los centros de las urbes y tomar como escudos humanos a sus habitantes y evitar así bombardeos aéreos”.
La Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) informó de que Libia había cerrado su espacio aéreo, después de la decisión de la ONU.
Eurocontrol rechazó todas las solicitudes para pasar sobre el espació aéreo de Libia.
La situación en Libia será analizada el sábado en una cumbre en París de la Liga Árabe, la Unión Africana y la Unión Europea.
El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, anunció que la organización panárabe apoya la decisión adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU para establecer una zona de exclusión aérea.
La presidencia francesa invitó a la cumbre en París a “todos los estados que quieran apoyar la aplicación” de la resolución de la ONU.
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó que hay “una necesidad urgente” de que la comunidad internacional intervenga en Libia.
Para Rasmussen, la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas envía un mensaje “alto y claro de toda la comunidad internacional al régimen de Gadafi: detenga su brutal y sistemática violencia contra el pueblo de Libia inmediatamente”.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que el líder libio debe cumplir todos los términos de la resolución de la ONU, o tendrá que afrontar las consecuencias, que incluyen una acción militar.
“Si no se le pone freno, tenemos todos los motivos para creer que él (Gadafi) podría continuar cometiendo atrocidades” contra su pueblo, señaló el mandatario tras reunirse con los líderes del Congreso.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a las autoridades libias “a que cesen inmediatamente los hostilidades” y apliquen todos los términos de la resolución del Consejo de Seguridad.
“Es una situación difícil en la que miles de vidas siguen estando en peligro”, afirmó Ban en una conferencia de prensa en Madrid tras reunirse con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.
“Que nadie se equivoque, la comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio”, advirtió Zapatero.
El presidente del gobierno español solicitó al Parlamento autorización para que las Fuerzas Armadas de su país puedan participar en una operación militar internacional en Libia con medios navales y aéreos.
La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, consideró que la actitud del líder libio no ha dejado otra opción a la comunidad internacional que “actuar para proteger a los civiles”.
La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró que su país “no participará en las medidas militares pero comparte los objetivos de la resolución”, durante una comparecencia de prensa.
Italia decidió cerrar su embajada en Trípoli y ceder sus bases para lograr una zona de exclusión aérea, mientras que Canadá anunció que enviará aviones de combate CF-18.
Además, los países de la Unión Europea (UE) extenderán al sector energético sus sanciones contra el régimen libio de Muamar al Gadafi para adaptarlas al nuevo marco fijado por el Consejo de Seguridad de la ONU, según informaron el viernes fuentes comunitarias.
En la Haya, el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, advirtió a Gadafi de que incurrirá en el delito de crímenes de guerra si ataca a los civiles de la ciudad rebelde de Bengasi.
La premio Nobel y líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, recordó que “las Naciones Unidas tienen una misión número uno, que es la defensa de los derechos humanos de los civiles dentro de un conflicto.”

Redacción Internacional
EFE