Compradores chinos cambian centros comerciales por la web
La revolución online promete aumentar la productividad y podría crear 46 millones de nuevos empleos en China para 2025, muchos de ellos calificados. Bloomberg/ La República
Enviar

Compradores chinos cambian centros comerciales por la web

Sobre el mostrador de su pequeño puesto repleto de aparatos en el gran centro comercial Hailong Electronics City de Pekín, Wang Ning lamenta llevar una semana sin una sola venta.
“Esto se muere”, dice Wang, que mueve la cabeza mientras observa locales abandonados y carteles promocionales rotos en lo que alguna vez fue el mercado más activo del distrito Zhongguancun, conocido como el Silicon Valley de China. “Hay más vendedores que clientes. Ahora todos compran online”.


Los seis pisos, que tienen las dimensiones de canchas de fútbol, abundan en comercios cerrados, víctimas del auge de negocios de Internet como Alibaba Group Holding Ltd., de Jack Ma; y JD.com, del multimillonario Richard Qiangdong Liu, que entró en operaciones en Zhongguancun hace casi dos décadas.
La revolución online promete aumentar la productividad y podría crear 46 millones de nuevos empleos en China para 2025, muchos de ellos calificados, según un informe de julio de McKinsey Co., que tiene sede en Nueva York. Los perdedores serán 31 millones de roles tradicionales, el equivalente de la población empleada de Gran Bretaña.
Si bien esa destrucción creativa es un fenómeno global, su velocidad y magnitud en China no tiene comparación posible, dijo Cao Lei, director del Centro de Análisis de Comercio Electrónico de China, una agencia privada que tiene sede en Hangzhou, la ciudad de Alibaba.
“Internet contribuye a aumentar la productividad y la eficiencia, pero puede ser algo muy doloroso para los comercios tradicionales”, dijo Cao. “Las primeras perjudicadas son las librerías, luego las cadenas de ropa, después los comercios de productos electrónicos, las oficinas de reserva de pasajes aéreos y, en el futuro, también se verán afectados los centros de servicios tradicionales y las sucursales bancarias”.
El desplazamiento a la web podría representar el 22 % del crecimiento de la productividad del país para 2025 y constituir entre 7 y 22 % del aumento total del producto interno bruto desde 2013 hasta 2025, determinó Mckinsey. Para 2025, eso podría traducirse en $2,2 billones en PIB anual.

Bloomberg


Ver comentarios