Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NACIONALES


Compra de BAC por GE muestra confianza en la región

Redacción La República [email protected] | Martes 30 junio, 2009



Compañía estadounidense subió al 75% su participación accionaria
Compra de BAC por GE muestra confianza en la región
> Bancos pequeños apuestan a ofrecer un servicio personalizado y ágil para sobrevivir entre gigantes
>
Promérica y Lafise quedarían como los últimos entes bancarios con cobertura en todo el istmo en manos de centroamericanos

En tiempos de crisis políticas, la decisión de GE Capital Global Banking —unidad financiera de la corporación estadounidense, General Electric (GE)— , de aumentar su participación en BAC Credomatic GECF Inc. (BAC-Credomatic) es una muestra de confianza en la región.
Se estima el valor de la adquisición del 25% en aproximadamente $194 millones, el cual representa un cuarto del valor del patrimonio de $776 millones de BAC-Credomatic, de acuerdo con los datos auditados del banco del 31 de diciembre de 2008.
La relación se inició en 2005, cuando GE adquirió el 49,9% de las acciones de BAC-Credomatic, por un monto que el Wall Street Journal estimó en $500 millones.
“Los cambios en la estructura serán mínimos. Al participar GE en la
Bolsa de Nueva York, supone un incremento en los informes financieros, pero el equipo de trabajo y la imagen se mantendrán”, dijo Ernesto Castegnaro, CEO de BAC International Bank.
La operación se formalizó el viernes, y supone una continuidad al proceso de integración tecnológica y de buenas prácticas que se inició desde que GE forma parte del grupo.
Se espera la comercialización de productos como créditos de consumo e hipotecarios, fuertes de GE en otros mercados.

Por este proceso ya pasaron los extintos Cuscatlán, Banco Uno, Banex e Interfin; que dieron paso a Citi, HSBC y Scotiabank, estos últimos administrados por grupos financieros multinacionales.
A pesar de eso, han implementado estrategias diferenciadas —propias de su tamaño— , lo cual conlleva beneficios para los clientes en algunos casos, mientras que en otros, nostalgia por el formato regional.
La llegada de las grandes corporaciones financieras ayudó a incentivar la competencia entre los mismos bancos; y ha obligado al sistema financiero a ser más eficiente.
Tanto la banca estatal como la privada local persiguen la excelencia en los diferentes parámetros de la operación y destacar en el servicio al cliente, para no bajar la guardia frente a los grupos multinacionales, consideró Luis Carlos Delgado, presidente de la junta directiva del Banco de Costa Rica.
A eso se une un aumento y mejora en los productos y servicios financieros, fortalecimiento de la infraestructura bancaria y una mayor cobertura de personas y empresas que no eran atendidas, y ahora lo son de una manera más satisfactoria.
“Con la evolución de una banca regional a una multinacional, el sistema financiero en Costa Rica habría ganado en solidez de las instituciones y en calidad de la gestión. El problema que han tenido los bancos internacionales es que su incursión en este país coincidió con una de las más severas crisis financieras de la historia, lo cual les ha impedido desplegar una actitud más agresiva”, puntualizó Bernardo Alfaro, subgerente del Banco Nacional.
En contraste, la mayor debilidad de esta nueva estructura de bancos es su limitada flexibilidad. Estos deben cumplir una serie de procedimientos y protocolos para cualquier operación sin importar el cliente, ni el grado de confianza que ya se tenía.
“La banca regional se adaptaba más al conocimiento de las necesidades locales. Además, había menos restricciones en el otorgamiento de servicios. Me parece que sus análisis de riesgo son más fuertes que los implementados por la banca regional”, consideró Gilberto Hernández, director del Grupo Federspiel.





Daniel Chacón
[email protected]



Jimmy Córdoba/La República
El personal de BAC International Bank se mantendrá, por tanto Gerardo Corrales seguirá como gerente general de BAC San José.