Enviar
Completa la saga de Harry Potter español

Madrid
EFE

El niño mago Elliot Tomclyde, la réplica española de Harry Potter, ha llegado, con “Elliot y las piedras elementales”, a la última entrega de la saga de cinco libros que Joaquín Londáiz comenzó a publicar en 2006 y de la que ya ha vendido 50 mil ejemplares.
“Es un halago que te comparen con el personaje que ha vendido más ejemplares de toda la historia de la literatura al margen de la Biblia”, confiesa Londáiz en una entrevista con EFE.
Pero el autor, natural de Madrid, ya dijo tras la publicación del primer libro que habría que esperar a entregas posteriores para “analizar si la historia se parece tanto” a la de J.K. Rowling.
Ahora, con la saga terminada, afirma que, “salvando las distancias” y “aunque el esquema sea el mismo”, hay muchas diferencias entre Harry Potter y Elliot Tomclyde.
Por ejemplo, Londáiz cita la diversidad de lugares que visita su pequeño personaje, que se adentra en el mundo de la magia en los bosques canadienses, en Egipto, en una ciudad submarina y en una ciudad flotante que surca el Himalaya; y es que “Elliot pasa por varias escuelas, sale mucho al exterior y su grupo de amigos es muy heterogéneo”, explica su creador.
“He procurado que del primero al último pueda leerlo un niño de diez años sin problema y no considero que sea así en Harry Potter, donde a partir del cuarto libro la temática es mucho más oscura y hay conceptos que no llegan a los niños”, asegura el autor.
Ver comentarios