Enviar
El lado positivo
Obras que han resistido a contracción económica permitirían emplear a 2 mil personas
Complejos inmobiliarios mejorarían oferta laboral
• Desarrolladores confían en que haya una pronta reactivación económica

Karen Retana
[email protected]

El sector construcción ha sido uno de los más golpeados por la restricción crediticia y la falta de liquidez, así como por la contracción en la demanda, que en su mayoría proviene de clientes extranjeros.
Sin embargo, en medio de la turbulencia diversas compañías han decidido mantener en pie la construcción con la premisa de que una vez finalizadas las obras, la economía se reactivará.
Esta situación derivaría en que la oferta de empleos no se reducirá. Por el contrario, para las etapas de construcción se requerirán al menos 2 mil personas.
Una de las ventajas que existieron a favor de estos proyectos para mantener sus planes de expansión y construcción, es que en algunos de ellos los préstamos fueron aprobados con mejores condiciones o debido a que contaban con recursos propios para apalancar la inversión.
En el Oeste de la capital se visualizan algunas construcciones habitacionales y comerciales como Central Park en Trejos Montealegre, complejo de edificios de inversión española.
El proyecto cuenta con siete torres, ya se finalizó la primera la cual está vendida y se edifica la segunda.
El 66% de las unidades ya se colocó, mientras que otro 10% se encuentra en negociación.
“El que se ha involucrado como desarrollador inmobiliario debe entender que esto es una excelente inversión a largo plazo. El que no lo entiende, al primer susto sale corriendo y perjudica su inversión. La ventaja en nuestro caso es la solidez financiera de los socios”, sostuvo Mike Lukowiecky, Director de la compañía.
Otro de los grandes es Avenida Plaza Escazú que abarcará vivienda, diversión, comercio y oficinas, y que en total lo componen 12 torres.
Los primeros tres edificios se abrirán en junio, julio y setiembre.
“El concepto del proyecto no estaría completo hasta que toda la obra finalice por lo cual decidimos continuar. Además consideramos que las personas tienen necesidades de esparcimiento, de vivienda y responderán”, comentó Silene Campos, gerente de Mercadeo de Portafolio Inmobiliario.
Avenida Plaza Escazú obtuvo el financiamiento requerido previo a la recesión, ya que su planeamiento implicó varios años.
Condados del Parque, ubicado en las cercanías de la Sabana, logró superar su mayor escollo en los últimos seis meses, que fue la formalización del crédito bancario, y con ello arrancará en dos semanas.
Otras empresas optaron por bajar los precios de los apartamentos para lograr una mejor preventa y obtuvieron el financiamiento cuando imperaban mejores tasas de interés, dijo Jaime Molina, presidente de Proyectos ICC.
El panorama en la ciudad se perfila mejor que en la zona costera, donde la mayor cantidad de proyectos se mantienen suspendidos. No obstante, algunos casos atípicos figuran en el sector como es el Grupo Day Star Properties el cual mantiene en obras tres proyectos de condominios en Jacó, de un total de siete.
La compañía, con sede en Michigan, cuenta con recursos propios para el desarrollo de las obras en el país, razón por la cual el cierre de crédito en Estados Unidos no se ha convertido en un obstáculo, comentó Víctor Ramírez, gerente de Mercadeo y Ventas de Day Star Properties.
En Jacó también está por finalizar la construcción del hotel Sonesta Jaco Resort, mientras que también se edifica el del Barceló Jaco Beach, cuya apertura está prevista para finales de 2010.
Por su parte, un grupo de inversionistas germano-estadounidenses establecidos desde hace cinco años en el país, decidieron invertir en un proyecto de playa y residencias en Quepos, del cual se realizan movimientos de tierra.

Ver comentarios