Competir con innovación, meta 2030
La propuesta pretende establecer los pasos para definir desde ya qué tipo de industria se quiere a futuro, comentó Martha Castillo, directora ejecutiva de la Cámara de Industrias. Gerson Vargas/La República
Enviar

Industriales piden cambios a candidatos presidenciales

Competir con innovación, meta 2030

Eliminar el monopolio del petróleo es una de las propuestas

El ideal de que las empresas posicionadas en el país deben adaptarse a las exigencias del mercado internacional fue lo que incentivó la propuesta de política industrial, presentada ayer por la Cámara de Industria.

201308020052260.n22.jpg
Proyectos puntuales que debería seguir el país para que las empresas sobrevivan de aquí al 2030, mejorando su competitividad, es el objetivo que se divide en tres ejes de acción para alcanzar la meta.
El documento fue presentado al Gobierno actual, además de los candidatos a presidente. La idea de la Cámara es poner sobre la mesa temas en los que el país necesita soluciones y que estos sean tomados en cuenta en los planes de Gobierno de los candidatos.
El impacto que genera el sector industrial en la economía del país permite que la propuesta sea escuchada.
Alrededor de 250 mil personas cuentan con un empleo digno en este nicho, que representa en la actualidad un 23% del Producto Interno Bruto.
Fomentar políticas que aseguren el crecimiento y estabilidad del sector industrial de aquí a 2030 es lo que pretende la iniciativa.
Innovación y competitividad, empleo y desarrollo humano, ambiente y desarrollo son las tres áreas en las que se focaliza la propuesta.
Subir 21 escalones en el Índice Global de Innovación fue la realidad que percibió el país en el último año.
La atracción de inversión extranjera directa ha contribuido al mejor posicionamiento del país, pero la meta es que esa inversión se mantenga.
La creación de la Agencia Nacional Promotora de la Innovación, es lo que propone la Cámara de Industrias para que eso sea posible.
Dicha entidad sería de carácter público, aunque no estatal, y contaría con recursos que permitirían asignar una ruta país hacia la innovación.
Con el fin de mantener la inversión, la energía también entra en juego, por lo que plantean abrir a una competencia regulada la generación de electricidad; así como una ruptura del monopolio de los combustibles.
Un 25% de la energía comercial es consumido por la industria, de este, el 46% es derivados del petróleo y el resto electricidad y diversos residuos.
El costo energético generó un impacto en los consumidores y las empresas, convirtiéndose en una limitante en competitividad.
En el ámbito del sector pyme, el que este abarque casi el 95% del parque industrial, implica que de estas pequeñas empresas dependa el sector.
“Uno de los principales problemas es el tema del acceso al crédito, estamos proponiendo cambios como la conformación de un solo sistema de garantías, que actualmente funciona en dos separados y una mayor oferta de instrumentos financieros adaptados a la pyme como el leasing”, explicó Martha Castillo, directora ejecutiva de la Cámara de Industrias.
Otra de las áreas tomadas en cuenta en el programa es el empleo, que requiere una mayor comunicación entre las necesidades del mercado y los estudios.
El sector industrial tiene dificultad para encontrar personal con las capacidades requeridas, y por otro lado hay desempleo.
Ante esto la propuesta es fortalecer al Instituto Nacional de Aprendizaje y convertirlo en un ente público no estatal, dirigido por una junta directiva.
Un Código de Trabajo aprobado en 1943 estaría obsoleto en la actualidad, la realidad en ese momento era distinta; hoy hay una producción más diversificada; modernizarlo es una necesidad, comentó Castillo.
En tanto, la propuesta fue presentada en su totalidad ante los candidatos presidenciales para conocer la posibilidad de que sean tomados en cuenta en su plan de Gobierno.
La idea de llegar a ellos es que tomen en cuenta acciones para el próximo Gobierno, razón por la que fue presentada en estas fechas.
“La visión fue aceptada en términos generales, la tarea que nos queda es seguir insistiendo con los candidatos, vamos a invitarlos uno a uno y les vamos a increpar sobre qué acciones están proponiendo con base en nuestra propuestas de política. Queremos que se convierta en una política de Estado, que hace muchos años el país no tiene”, dijo Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias.

María Fernanda Cisneros
[email protected]

Ver comentarios