Competencia reduciría costo eléctrico
Enviar

Sería contraproducente el plan del Gobierno para exonerar búnker

Competencia reduciría costo eléctrico

ICE debe ser el actor dominante, en competencia con empresas eficientes

RESUMEN EJECUTIVO
La forma correcta de reducir los costos de la electricidad es fomentar la competencia.
El camino equivocado es eliminar el tributo sobre las ventas al petróleo importado, según lo propuesto esta semana por el Gobierno.
Los consumidores pagarían menos por la electricidad, si se aprueba el plan.
Pero pagaríamos más en impuestos, así que no se gana nada, mientras que la propuesta del Gobierno estimularía la quema de combustible sucio, sin hacer frente a la estructura de costos del ICE, la principal causa de los altos precios.

201406182313160.n11.jpg
La forma correcta de reducir los costos de electricidad es fomentar la competencia entre los productores.
En el caso de Costa Rica, esto significa dar un papel más importante en la generación de energía a las empresas privadas, que actualmente se limitan al 15% de la producción total.
Permitir que el tope subiera al 30%, tal como se propuso durante la administración de Óscar Arias, crearía una oportunidad para las empresas eficientes de entrar en el mercado,  dejando siempre al ICE como generador dominante.
El precio de la electricidad además bajaría, si el ICE solo ampliara el plazo de varios préstamos, utilizados para inversiones, incluida la construcción de las plantas de Garabito y Cariblanco.
Mientras tanto, un plan propuesto esta semana por el Gobierno haría más mal que bien.
Mediante el plan, los consumidores pagarían menos por la energía, como resultado de que el Gobierno ya no cargaría el impuesto sobre el combustible importado.
El ICE el año pasado pagó unos $100 millones en impuestos relacionados con sus compras de diesel y búnker, los dos tipos de combustible utilizados en las plantas de Moín y Garabito, según el Ministerio de Hacienda.
La eliminación del impuesto permitiría que los consumidores redujeran sus facturas de electricidad  entre un 6% y un 7%.
Se trata de un impuesto del 5% en la compra del búnker, el combustible de mayor consumo, así como el 22% cobrado en las compras de diesel, de acuerdo con los datos de la Aresep.
El ahorro puede sonar atractivo, especialmente para los grandes industriales, que compiten con las empresas de los países que tienen menores costos energéticos.
Pero como sociedad, no ganamos nada.
Cada dólar ahorrado en virtud de este plan es otro monto, que los costarricenses tendrán que pagar en impuestos, en sustitución de la contribución del ICE.
La propuesta del Gobierno tampoco ataca la forma en que se fija el precio de la electricidad, que es una de las principales causas de los altos costos.
En la actualidad, el Gobierno fija un monto, conformado principalmente por los costos del ICE, que no son controlados por nadie fuera de la propia empresa.
Al crecer los costos del ICE, por no enfrentar ninguna competencia significativa, el público tiene que asumirlos dentro de la tarifa.
El plan del Gobierno además tendería a aumentar nuestra dependencia en los combustibles fósiles, que dañan el ambiente mediante la emisión de dióxido de carbono y otros gases invernadero.
Por su parte, el ICE tendría un incentivo para aumentar la producción de energía térmica, si pagara menos por el diesel y el búnker.

Exoneración sería paliativa

Eliminar el impuesto que paga el ICE sobre los combustibles para generar electricidad movería un problema energético, a uno fiscal.
Además, la solución tampoco resuelve el fondo.

Mario Alvarado
Presidente
Asociación de Productores de Energía

La exoneración del impuesto a los combustibles para producir electricidad es poco significativa en la tarifa eléctrica. Usando como base el año 2013,   si se elimina el impuesto a los combustibles la factura eléctrica podría reducirse en un 1,7% o un valor cercano a ese porcentaje.
Sin embargo el efecto fiscal es que se dejaría de percibir un monto de ¢14 mil millones

Ricardo Trujillo
Heliocentro
Paneles solares

La exoneración de impuestos al búnker no logrará más que un 1% de reducción en la tarifa actual. La verdadera manera de obligar al  ICE a bajar tarifas,  es no concediéndole la petición de alza que solicita dos veces al año. Así, la Aresep lo obligaría a bajar costos en todos los rubros necesarios en los meses subsiguientes

Edna Camacho
Economista
Academia de Centroamérica

La opción de exonerar al ICE del pago de combustibles es un paliativo pero no una solución, ya que no debería estimularse el uso de este tipo de energía habiendo otras fuentes de energía renovables en cantidad suficiente

Juan Ramón Rivera
Presidente
Cámara de Industrias

Es una medida en la dirección correcta, pero su efecto es de entre un 1,7% y un 2% de acuerdo con lo que ocurrió en 2013 en consumo de combustibles. Hay que cambiar nuestra matriz energética; para ello se requieren cambios profundos, como explorar y explotar el gas natural en el territorio nacional y explotar todo el potencial geotérmico que tiene el país

Rándall Madriz
Especialista tributario
Pacheco y Coto

Estoy en contra de las exenciones ya que estas generan distorsiones odiosas en el sistema tributario. En este caso porque el ICE no paga el impuesto sobre los combustibles y porque yo, ciudadano común y corriente, sí tengo que pagarlo. Desde el punto de vista del problema nacional del precio de la electricidad se supone que, quitando el costo del impuesto, el precio final de la electricidad generada utilizando combustibles debería ser más bajo. Quién va a fiscalizar que eso se dé así efectivamente, es una pregunta importante. Deben a tal efecto establecerse mecanismos que garanticen que la exención de ese impuesto se refleja en una efectiva disminución del precio final al consumidor

Alexander Bonilla
Consultor
Ambientalista

Sí es conveniente exonerar de impuestos el combustible que compra el ICE. Sin embargo hay otras medidas: la planta térmica de Garabito está diseñada para usar biocombustibles en lugar de derivados de petróleo, y eso se puede realizar a corto plazo. La traba es que no hay la materia prima suficiente, y el Gobierno no se ha preocupado para impulsarlo

201406182313160.n111.jpg

Consejo Económico La República
Colaboraron Danny Canales
y Raquel Rodríguez

 

Ver comentarios