Competencia sigue rezagada
Enviar
Competencia sigue rezagada


A pesar de las reformas, la economía costarricense no ha logrado crear un mercado competitivo, y todavía abundan firmas dominantes y oligopolios.
Ciertamente la política de competencia ha ganado creciente importancia en Costa Rica y en general en Centroamérica como resultado de las reformas económicas de los últimos 20 años (privatización de empresas, desregulación de precios, apertura comercial y de flujos de capitales internacionales). No obstante, no condujeron al funcionamiento competitivo de los mercados, tal como se esperaba y aún alberga empresas dominantes y oligopolios debido al reducido tamaño de muchos de sus mercados.
Costa Rica, que cuenta con leyes que regulan la competencia, ha podido avanzar con mayor o menor celeridad en la construcción del marco legal e institucional de la competencia, a pesar de las resistencias o aprobación de los agentes económicos que participan en los mercados.

El país también ha logrado abordar el tema de la competencia en una forma propia, aunque los principios de la competencia sean de carácter universal.
Pero existe una escasa familiaridad de la sociedad con la lógica de la competencia, en tanto que la concentración del poder económico y político puede someter a grandes presiones a la autoridad de competencia.
El sistema judicial es precario y poco apto para resolver los casos de comportamiento anticompetitivo y existe escasez de recursos humanos y financieros para apoyar la política de competencia.
En Costa Rica y en Centroamérica en general se descuidó el tema de la competencia durante el periodo de reformas económicas iniciadas a mediados del decenio de 1980, debido a la convicción de que la desregulación y la liberalización del comercio, de los precios, y de los flujos de capitales podrían, por sí mismos, generar condiciones de competencia en los mercados. También influyeron diversas presiones políticas e intereses económicos de algunos gremios empresariales fuertes, pues se veían favorecidos por la falta de reglas claras en este ámbito.
En los últimos años, Costa Rica ha logrado un fuerte dinamismo exportador y un mejor acceso a los mercados mundiales, que a decir de analistas podrían ser mayores si se dieran avances en competitividad, que siguen siendo limitados y que hacen que el desempeño nacional esté muy por debajo de su verdadero potencial.
De ahí que sentimos que lo que todavía hace falta es flexibilidad y creatividad para diseñar políticas que funcionen.


Ver comentarios