Logo La República

Miércoles, 30 de septiembre de 2020



EDITORIAL


Cómo despertar vocaciones

| Martes 04 diciembre, 2012



¿Qué hemos hecho en Costa Rica para comprobar las inclinaciones de nuestros estudiantes y saber así qué información necesitan para, eventualmente, adquirir otras vocaciones?


Cómo despertar vocaciones

Los cambios en el mercado y en las condiciones mismas de los puestos de trabajo hacen que se hable con bastante frecuencia en los últimos tiempos sobre la necesidad de que las diferentes carreras de los graduados del sistema educativo coincidan con las demandas del mercado laboral.
Cuando se aborda el tema, se suele poner el énfasis en el aspecto práctico de que las empresas consigan con relativa facilidad el talento humano con los conocimientos que requieren y que a su vez los jóvenes graduados vean coronar su esfuerzo y el económico de sus familias o de ellos mismos, con la consecución rápida de un buen empleo.
No obstante, pareciera que no se han dado pasos en el país para tener más claro el panorama de las vocaciones, siendo que estas son el potente motor que mueve al mejor desempeño alimentando día a día la voluntad de las personas para alcanzar mayores metas.
Estudios hechos en Iberoamérica revelaron que hay una mayoría de estudiantes en la región que prefieren las carreras de ciencias sociales, a las que les siguen las ingenierías y tecnologías, así como las humanidades.
Es decir, que las profesiones científicas tienen un bajo grado de aceptación.
Otro aspecto a considerar es el hecho de que muchos de los estudiantes de secundaria no saben aún qué carrera desearían estudiar.
Sin embargo, se ha comprobado también que los estudiantes de secundaria más informados en temas generales de ciencia y tecnología, son los que tienen mayor predisposición a considerar la actividad científica como profesión.
Esto para concluir que sin abundante y adecuada información general sobre ciencia y tecnología durante la enseñanza media, es más difícil que nazcan vocaciones entre ese alumnado.
La realidad es simple: no se disfruta de aquello que no se conoce. Por tanto, la pregunta es: ¿qué hemos hecho en Costa Rica para comprobar las inclinaciones de nuestros estudiantes y saber así qué información necesitan para, eventualmente, adquirir otras vocaciones?
¿Qué estamos haciendo para que ese conocimiento llegue a los estudiantes y con ello aumenten las aficiones hacia las carreras que el mercado actual necesita?
 






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.