Cómo descubrir si mi compu se ha vuelto un zombi
Recuerde siempre mantener el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas y contar con una solución de seguridad contra todo tipo amenazas, incluyendo botnets. Cortesía de ESET Latinoamérica/La República
Enviar

Cómo descubrir si mi compu se ha vuelto un zombi

201411022225311.cod.jpg
Recuerde siempre mantener el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas y contar con una solución de seguridad contra todo tipo amenazas, incluyendo botnets. Cortesía de ESET Latinoamérica/La República
Al igual que sucede con los seres humanos —al menos en las series televisivas The Walking Dead y Z Nation— su computadora puede ser infectada por un virus y terminar convertida en un zombi o su equivalente informático, un botnet.
Un botnet es una red de equipos de cómputo infectados por malware y que son controlados de forma remota para enviar correo electrónico no solicitado o “spam” y para robar información como contraseñas y cuentas bancarias.
“Cuando una computadora ha sido infectada por un código malicioso del tipo bot, se dice que es un equipo zombi”, indicó Ignacio Pérez, especialista en Seguridad Informática de ESET Latinoamérica.
Pero no se asuste, al igual que sucede con los seres humanos —aunque sea ciencia ficción— existen ocho síntomas que el laboratorio de ESET Latinoamérica ha descubierto y que pueden alertarlo de que la transformación de su laptop o desktop ha comenzado:

1. El ventilador trabaja a toda velocidad. Si genera mucho ruido cuando el equipo está inactivo, podría indicar que algún programa se está ejecutando sin permiso y está consumiendo recursos como memoria RAM y poder de procesamiento.
2. Problemas para descargar actualizaciones del sistema operativo. La falta de “updates” es una vía para impedir que se corrijan las vulnerabilidades que está explotando el hacker. Recuerde mantener siempre su sistema operativo y software actualizados.
3. No deja actualizar su antivirus o no permite visitar sus sitios de Internet. Esto podría ser una clara señal de infección. El motivo es simple: el atacante no querrá que instale una solución de seguridad para no perder el control del equipo al eliminar la infección.
4. Sus contactos han recibido mensajes que usted no envió. Esto puede marcar la presencia de un bot, de otro software malicioso, o que su cuenta de correo ha sido comprometida y, por lo tanto, sus credenciales robadas.
5. El administrador de tareas le genera dudas. Si al presionar las teclas Ctrl+Shift+Esc ve aplicaciones en ejecución con nombres o descripciones extrañas, probablemente hay algo —o alguien— detrás.
6. Los programas se ejecutan mucho más lento que lo habitual. Esta puede ser una señal de aplicaciones ocultas en su sistema, utilizando parte de los recursos del equipo con fines maliciosos.
7. El acceso a Internet se ve afectado. Si la conexión se está utilizando para el envío masivo de spam o si está subiendo o descargando información, Internet se volverá muy lento.
8. Aparecen ventanas y anuncios emergentes, incluso cuando no está frente al equipo. Sin tener abierto un navegador web —Chrome, Firefox o IE—, podría ver anuncios publicitarios desplegarse frecuentemente.

 

Ver comentarios