Enviar

Basado en el Webinar “¿Qué dice tu CV de ti?”, impartido por MBA. Jorge Lépiz, experto en Reclutamiento y Recursos Humanos.

La primera impresión siempre cuenta. Su currículum puede ser esa primera buena impresión que lo haga avanzar en un proceso de selección y lo conduzca a nuevas oportunidades. Los reclutadores destinan un estimado de 7 segundos para revisar su hoja de vida, entre los cientos de aplicaciones que reciben; así que, ¿cómo puede demostrar su valor en tan poco tiempo?

Siendo conciso y elaborando un CV que lo diferencie de los otros cientos de personas que están concursando por el puesto que quiere.  El reclutador, Jorge Lépiz, recomienda que un currículum estándar y ejecutivo, debería ser así:

Estructura:

  • Encabezado: Incluya su información personal como nombre, lugar donde reside, teléfono, correo electrónico y cédula de identidad. Seguidamente, preséntese. Si se conoce a usted mismo y sabe lo que puede aportar, demuéstrelo en un máximo de tres líneas.

Evite el objetivo personal; como por ejemplo; “obtener una excelente posición en la empresa que usted representa”.  Termina siendo un cliché y un gasto innecesario de espacio.

  • Experiencia: se debe poner el nombre del puesto y de la empresa.  La primera debe ser la más reciente y si lo ascendieron, es importante incluirlo.

¿Se deben poner todas las experiencias o solo las más recientes? La clave es discriminar cuáles de ellas han sido relevantes en términos de tiempo y en relación con el puesto al que aplica. Siempre tenga en mente que debe proyectar una imagen sólida, no la de alguien que cambia de trabajo constantemente.

Jamás debe redactarlo en prosa. Los reclutadores ven muchos CV al día y no hay suficiente tiempo para leer párrafos completos e intentar extraer de ellos la idea principal, use viñetas para facilitar la lectura.

Resulta muy valioso que incluya lo que logró en ese puesto de trabajo en términos cuantitativos.  Es decir; utilice números para ejemplificar, porque llaman la atención en medio de las palabras. Por ejemplo: “Aumenté la cartera de clientes en un 60%”.

  • Educación: no incluya su educación primaria ni secundaria, enfóquese en los títulos más altos. Mencione su formación en idiomas, pero asegúrese de que el nivel que escriba sea el real. Si dice que es avanzado, deberá ser capaz de demostrarlo en la entrevista.

Los cursos complementarios que estén relacionados con el puesto al que aplica, también son muy útiles. Un curso puede ser la cereza en el pastel y convertirse en un diferenciador a su favor. ¿Tiene interés en un puesto en ventas? Tener un curso en esa área puede añadirle valor a su perfil.

  • Referencias: en esa sección añada el contacto de personas que pueden dar una buena referencia de usted. Tiene más peso si se trata de antiguos jefes; si no posee ese contacto, incluya al menos a alguien que lo haya conocido en un contexto laboral, como un compañero de trabajo.

Recomendaciones:

  • Siempre incluya su correo electrónico. Evite aquellos que son infantiles, complicados y poco profesionales. Una cuenta de Gmail es la más recomendable, con su nombre y apellido.
  • Asegúrese que todo el texto tiene el mismo tipo de letra y formato.
  • Puede incluir una sección de “otros” para aquellas experiencias extracurriculares relacionadas con la posición. Por ejemplo; si está aplicando a una ONG e hizo un voluntariado en alguna organización, mencionarlo, puede darle puntos a su favor. 
  • En Costa Rica no se acostumbra incluir fotografía, no lo haga al menos que se le solicite en la descripción del puesto.
  • ¡Revise la ortografía y léalo las veces que sean necesarias! Algunas faltas de ortografía son muy obvias, recuerde que siempre se espera la excelencia. El corrector de Word es gratis y puede usarlo en más de una ocasión, así que no tenga miedo de utilizarlo.

La próxima vez, antes de presionar “enviar”, tómese el tiempo para asegurarse si realmente está proyectando una imagen profesional que le abra las puertas de las empresas correctas.

Ver comentarios