¿Cómo actuar ante el cambio Climático?
Enviar

El cambio climático es uno de los mayores desafíos que el planeta enfrenta actualmente y representa una presión adicional para la sociedad y el medio ambiente. Desde fenómenos meteorológicos cambiantes, que amenazan la producción de alimentos, hasta el aumento del nivel del mar, que incrementa el riesgo de inundaciones catastróficas, los efectos del cambio climático son de alcance mundial y de una escala sin precedentes.

Si no se toman medidas reales hoy, será más difícil y peligroso adaptarse a estos efectos en el futuro. Por esto. la sociedad y sobre todo las empresas deben ayudar a detener este proceso o por lo menos evitar que alcance niveles inmanejables para la vida en el planeta.

GASES EFECTO INVERNADERO
Los gases que incrementan el efecto invernadero (GEI) se producen de manera natural y son indispensables para la supervivencia de los seres humanos y otros seres vivos ya que, al impedir que parte del calor del sol se propague hacia el espacio, hacen la Tierra habitable.

Sin embargo, muchísimos años de industrialización, la tala de árboles y ciertos métodos de cultivos, han incrementado las cantidades de gases de efecto invernadero en la atmósfera. A medida que la población, las economías y el nivel de vida crecen, también lo hace el nivel acumulado de emisiones de ese tipo de gases.

Científicamente se ha comprobado que la concentración de GEI en la atmósfera terrestre está directamente relacionada con la temperatura media mundial de la Tierra; también que esta concentración ha ido aumentando progresivamente desde la Revolución Industrial y, con ella, la temperatura mundial, y que el GEI más abundante, el dióxido de carbono (CO2), es resultado de la quema de combustibles fósiles, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Efectivamente el clima no espera, y por eso las empresas han volcado sus estrategias de responsabilidad social empresarial a combatir el efecto invernadero. Muchas han adoptado un modelo de negocio rentable pero amigable con el medio ambiente; y este es el momento correcto para realizar esta transformación, ya que el mismo consumidor está cambiando y dándole más importancia a cuidar el entorno.

Otras iniciativas como el Acuerdo de París firmado en 2015 por al menos 55 países, responsables del 55% del total de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero; dejan en evidencia la necesidad tan urgente que existe de hacer algo, y esto hace un llamado a los gobiernos mundiales a unirse y trabajar de la mano contra esta problemática.


ACCIONES CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO


  • Reducir emisiones: utilizar menos el vehículo propio y buscar medios de transporte sostenibles es esencial. Existen opciones para que las empresas puedan adquirir flotillas menos contaminantes o incluso impulsadas con energía eléctrica.
  • Ahorrar energía: verificar que los electrodomésticos están apagados mientras no se utilizan o el simplemente apagar las luces que no se están ocupando. La autogeneración por medio de plantas solares puede contribuir a usos más eficientes de la energía en la empresa.
  • Reducir, reutilizar y reciclar: consumir menos, de manera más eficiente. Dar otra oportunidad a aquello que ya no se usa y reciclar envases
  • Exigir medidas sostenibles: Exigir a los gobiernos y empresas que se tomen medidas para una vida más sostenible, mediante acciones como promover las energías renovables, regular medidas como un correcto etiquetado de productos o gestionar correctamente los residuos.
  • Reforestar: minimizar riesgos de incendio en los bosques, utilizar madera certificada y plantar árboles, durante toda su vida un árbol puede absorber hasta una tonelada de CO2.