Comienza la cacería
Luego de un arranque con el pie derecho el finlandés Kimi Räikkönen tendrá una prueba de fuego en Malasia.La República
Enviar

Comienza la cacería

La F1 viaja a Malasia donde Alonso y Vettel irán por Räikkönen

Sin tiempo para descansar tras la primera jornada en Australia, la Fórmula Uno toca ahora las puertas de Malasia.

201303202329260.a44.jpg
El caliente trazado de Sepang espera ya por las emociones de la F1 que llega a su segunda parada, una de las más duras que permitirá mostrar de mejor manera en qué situación se encuentran los pilotos y sus carros.
En Malasia, el finlandés Kimi Räikkönen saldrá como líder del Campeonato Mundial, luego de la victoria en Melbourne, por cierto un país que le trae muy buenas sensaciones ya que fue en ese lugar donde hace diez años (2003) obtuvo su primera victoria en la Fórmula Uno.
“Es un lugar diferente, hará mucho más calor, así que es muy difícil decir cómo estarán los coches y quién será el más rápido después de haber disputado solo una carrera”, dijo el finlandés, de 33 años.
El Gran Premio de Malasia tiene una amplia historia, pero sobresale como uno de los más duros del campeonato en lo físico y en lo técnico.
Primero que todo, las altas temperaturas hacen sufrir mucho a los pilotos que, en su mayoría, coinciden en valorar la anchísima pista asiática como el mejor circuito producido por Hermann Tilke. A eso se debe incluir la incesante amenaza de la lluvia durante el fin de semana.
En condiciones diferentes a la del líder llegan el español Fernando Alonso y el alemán Sebastian Vettel, quienes todavía manejan el papel de favoritos al título.
Todavía tratando de explicarse lo que sucedió en Australia, donde dominó los entrenamientos y obtuvo su pole 37 pero terminó tercero en la carrera por detrás de Alonso y Räikkönen, aparecerá con su RB9 el tricampeón Vettel.
El alemán se mantuvo sereno en esa pequeña adversidad y se sintió reconfortado cuando recordó que el año pasado no ganó una carrera hasta la cuarta cita, en el circuito de Sakhir en Bahréin.
“Malasia es un circuito completamente diferente y por lo que he visto, todo depende de como la gente sepa manejar los neumáticos. Pero vamos a ver condiciones completamente diferentes y utilizaremos distintos tipos de neumáticos, por lo que habrá muchas diferencias respecto a Australia. Hemos visto en los últimos años que lo sucedido en Melbourne no supone una tendencia para las siguientes carreras”, aseguró el germano, de 25 años.
Por su parte, Alonso regresa a su pista talismán, en la que ha ganado tres veces, para tres escuderías diferentes, el Gran Premio de Malasia, donde eclosionó hace diez años justos.
En este Gran Premio, el español celebrará su gran premio número 200 en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, al que llegó en 2001.
Asimismo, Malasia le trae muy buenos recuerdos ya que hace un año salía victorioso de ahí; sin embargo, el español continúa prudente. “Sinceramente, sería una sorpresa ganar en las primeras carreras", dijo Alonso, quien se benefició de un aguacero temprano para conseguir su victoria en Sepang el año pasado.
“Por supuesto que sería bienvenida, pero necesitamos unas condiciones extrañas, quizá como el año pasado en Malasia, lluvia o algo. Pero en condiciones normales, creo que el podio es más o menos el objetivo máximo al que aspiramos”, agregó.
La segunda parada del año también debería traer consigo una mejoría de los McLaren, luego de firmar en Melbourne uno de sus peores estrenos en los últimos años y la incertidumbre ya se ha empezado a apoderar de Woking.
El equipo no termina de encontrar el rumbo tras los cambios efectuados en el MP4/28 y el rendimiento de Jeson Button y Sergio Pérez en Australia estuvo lejos de las posiciones de cabeza.

Consulta: EFE, www.todoformula1.net

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios