Enviar

¿Comida rápida, retorno seguro?

En los últimos meses hemos observado que en el país se ha incrementado el número de restaurantes de comida rápida; quizás por el incremento de la actividad empresarial que demanda mayores servicios o simplemente, por el momentum que está teniendo la industria hoy en día.
Las empresas de comida rápida han visto un acelerado crecimiento en Estados Unidos, pese a la lenta recuperación del mercado de empleo y quizás tienen mucho que ver, con la disponibilidad de compra los consumidores que prefieren pagar menos de $5 por un almuerzo que cerca de $10 por cualquier menú ejecutivo.
Pero el crecimiento no se queda ahí, Yum la empresa dueña de Taco Bell y KFC piensa invertir cerca de $100 millones en India, durante los próximos cinco años para aumentar en cerca de 100 nuevos restaurantes en ese país. No es de extrañarse que entonces McDonalds se encuentre en un proceso de expansión en América Latina, que incluya a Costa Rica por ende explique los nuevos locales que la empresa ha abierto recientemente.
La carrera por ganar al consumidor corporativo parece haber empezado hace años, pero no es sino hasta ahora que está dando sus mayores frutos, así los nuevos espacios de Café Gourmet de la cadena McDonalds, más allá de satisfacer el gusto de padres, que desean una merienda de sabor agradable, mientras sus hijos juegan en las instalaciones del restaurante, lo que buscan es atraer al ejecutivo que quiere discutir un negocio fuera de la oficina con un buen café y un postre.
Esta estrategia la había aplicado Starbucks hace algún tiempo; no obstante, parece ahora estar mucho más generalizada en las cadenas de restaurantes de comida rápida.
En el caso de McDonalds, este esfuerzo pareciera estar dando sus frutos, la acción de la empresa ha mostrado un rendimiento del 6,75 en el último año y las expectativas de ganancias (que esperan ser anunciadas el próximo 19 de octubre), lucen bastante apetitosas, lo que podría continuar manteniendo el impulso positivo de este título valor.
Para el inversionista de largo plazo, puede haber también un par de elementos a considerar; en primer lugar, un rendimiento de los dividendos del 3,33% anual (nada despreciable dadas las condiciones actuales del mercado), y en segundo lugar, el retorno de la inversión en expansión que la empresa está emprendiendo en América Latina y en India, regiones cuya expectativa de crecimiento continúa en alza.
Es obvio que en la medida que el consumo de las personas tienda a deteriorarse, el comer en la calle disminuirá considerablemente; sin embargo, no pareciera que el impulso de la industria, disminuya en el corto plazo. Así que la próxima vez que ordene su Big Mac, considere que pudiera estar contribuyendo a generar un buen retorno para usted.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta
Ver comentarios