Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



NACIONALES


Comida rápida devora dieta tica

Redacción La República [email protected] | Lunes 14 junio, 2010



Hábitos alimenticios en declive ante trabajos sedentarios y pereza de cocinar
Comida rápida devora dieta tica
Entre los niños, la proporción de obesos ha crecido más del 30% en la última década

Los hábitos alimenticios de los costarricenses han ido de mal en peor con el transcurrir de los años, por razones que incluyen el incremento de los trabajos sedentarios, y la ausencia en muchos hogares de una persona que dedique bastante tiempo a cocinar.
Además, ha crecido el abuso del consumo de comidas nuevas que han sustituido la dieta tradicional, a base de arroz y frijoles, y que habrían sido un factor que causa problemas de sobrepeso y obesidad.
Por eso, es vital comer bien, realizar actividad física regularmente, y además no echar toda la culpa a los productos alimenticios, dijo Katherine Cavallini, directora de Mercadeo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria, cuyo festival de salud y nutrición terminó ayer.
A lo largo de todo el año pasado, los servicios de urgencias de la Caja Costarricense de Seguro Social atendieron 6.500 casos de tumores malignos y tuvieron 146 mil consultas de enfermedades del aparato respiratorio, además de 47 mil casos de diabetes.
Estas son las enfermedades que están más asociadas a dietas inadecuadas, según la Caja.
La obesidad es la primera causa de consulta en los servicios de nutrición del Hospital San Juan de Dios. Además, se asocia a otras patologías como la diabetes, la hipertensión, los problemas cardiovasculares o los ortopédicos.
Si en 1996, el 15% de los niños entre cinco y 12 años era considerado obeso o con sobrepeso, esa cifra aumentó al 21% en 2009, tal y como reflejan los datos del Ministerio de Salud.
Más preocupantes son los informes si se comparan con los de 1982. En ese entonces, el 22% de los hombres entre 20 y 64 años era obeso o tenía sobrepeso, frente al 62% del año pasado. Entre las mujeres de 20 a 44 años ese salto va del 35% al 60%.
El consumo de comida rápida ha sido un causante de este cambio. Hoy, muchos oficinistas “almuerzan comidas rápidas en desayunos y almuerzos”, comentó la doctora Lorena López Jenkins, jefa de Nutrición del Hospital San Juan de Dios.
La inserción de la mujer al trabajo ha sido otro factor fundamental, pues se preparan menos alimentos en el hogar.
Además, los grandes centros comerciales se han convertido en los lugares favoritos de ocio, donde las familias “consumen este tipo de alimento”, dijo López.
Comer mejor es la apuesta que hace Francisco Herrera, nutricionista, quien habla de cinco turnos de comida diarios, y lamentó el abandono de la cocina tradicional como arroz, frijoles o picadillos por parte de la sociedad.
No hay por qué dejar del todo la comida rápida; eso sí, hay que limitar su consumo a dos o tres veces por mes”, aconsejó Herrera.
Los responsables de los restaurantes de comida rápida presentes en el país, no están de acuerdo con que se les trate de culpar por la mala nutrición de los costarricenses.
“El origen de los problemas está en una dieta poco balanceada, no en la comida rápida. Si se consume con moderación, no hay peligro”, expresó Gerardo Ugalde, gerente general de Calidad de KFC, Quiznos y Teriyaki en Costa Rica, quien además cree que el consumidor está mal informado.
Para paliar esa falta de información, KFC implementará a partir del mes próximo una tabla en todos sus restaurantes en el país en la que el cliente podrá observar con detalle la información nutricional de cada uno de los alimentos.
“Lo fácil es echarles la culpa a los demás”, se defendió Rita Gutiérrez, gerente de Arcos Dorados, McDonald's para Costa Rica y Panamá, quien cree que hay un alto componente de responsabilidad personal en los hábitos de consumo y salud.

Daniel Zueras
[email protected]