Enviar
Permisos en el primer trimestre disminuyeron en un 56% y un 45%, respectivamente
Comercios y oficinas se contraen
• Temor a que los locales no sean vendidos y falta de liquidez, mantienen proyectos frenados, lo que obliga a las grandes empresas a equilibrar con obras públicas

Karen Retana
[email protected]

Bajo las condiciones actuales, la construcción de proyectos comerciales y de oficinas no luce atractiva para algunos desarrolladores.
A diferencia de la bonanza que experimentaba meses atrás la edificación de este tipo de obras, ahora los inversionistas muestran cautela.
La posibilidad de que los locales no sean ocupados es el principal temor que frena dichos desarrollos.
Prueba de ello es que en el primer trimestre de este año la solicitud de permisos para obras comerciales cayó en un 56% con respecto al mismo periodo del año pasado.
Igual sucede con las oficinas, que experimentaron una baja del 46% en los permisos durante ese mismo periodo.
El temor se suma a la poca liquidez en el mercado, existen préstamos bancarios, pero las condiciones crediticias son restringidas y las tasas elevadas.
En algunas empresas reconocen que este factor ha contribuido al estancamiento de algunas obras. Asimismo los empresarios frenan sus inversiones a la espera de mejores condiciones de mercado.
Mientras que a finales de 2007 la pregunta era cuáles empresas constructoras serían capaces de llevar a cabo la gran cantidad de obras que estaban proyectadas para iniciarse durante 2008, ahora la incógnita es cuáles podrán dar trabajo.
En la actualidad se ha generado desempleo en el sector, que se estima es de unas 5 mil personas que por el momento están manteniendo el sustento de sus familias con las labores agrícolas.
Por otra parte, las grandes empresas constructoras han tenido que balancear la situación con obras públicas, tales como la construcción del hospital de Heredia, el plantel de la Refinadora Costarricense de Petróleo y las labores preparatorias para la ampliación del aeropuerto Juan Santamaría, en el caso de EDICA.
Aunque en el calendario tienen un edificio de oficinas y un centro comercial, el inicio de ambas construcciones depende de aprobaciones de crédito bancario.
“Si se logra poner en marcha estos dos últimos proyectos habría importantes fuentes de empleo en el Area Metropolitana y ayudaría de manera significativa a la reactivación económica de muy diversas industrias que, a su vez, son fuentes de empleo”, sostuvo Mario Lara, presidente de Constructora EDICA.
Asimismo, en Proyectos ICC mantienen algunos proyectos suspendidos debido a esta situación.
Ante la preocupación de los empresarios, la Cámara Costarricense de la Construcción mantiene reuniones con representantes del Gobierno y de la banca para mejorar las condiciones crediticias.
“La capitalización de los bancos ayudó de manera significativa, pero no fue suficiente para todo el sector empresarial productivo, aquí la prioridad es la generación y mantenimiento del empleo y esa es una de las formas más importantes de lograrlo, a través de la actividad productiva”, comentó Jaime Molina, presidente de Proyectos ICC que mantiene varios complejos suspendidos por falta de crédito.

Ver comentarios