Enviar
Incumplimiento de garantías lidera escalafón de denuncias
Comercio comete diez faltas graves

• Ventas al crédito y estafas con tarjetas inquietan a Consumidores de Costa Rica

Eduardo Baldares
[email protected]

¿Usted cree que alguien podría comprar si en su tarjeta de crédito o débito saliese la foto de un simio en lugar de la persona? Aunque no lo crea, la respuesta es sí.
Un banco local hizo la prueba. Imprimió la cara del mono y mandó a un empleado a gastar el contenido de la tarjeta. Y lo logró. Por eso ya no pierde tiempo ni dinero en fotografiar a sus clientes.
Esto explica la denuncia reportada por una anciana cuya tarjeta fue sustraída y saqueada por un nieto suyo. A pesar de que tení
a impresa la cara de la señora, además de sus datos personales, el joven gastó como si nada.
Anécdotas reales como estas motivaron a la organización Consumidores de Costa Rica a la presentación de un proyecto de ley, mediante el cual se exigiría a los establecimientos comerciales verificar la identidad de quienes paguen con tarjetas.
No obstante, esta presunta falta es tan solo una de varias fallas en que incurren muchos establecimientos del país, tal como comenta Erick Ulate, presidente de la organización. “En muchos casos no media el descuido, sino el dolo”, afirmó.

1. Incumplimiento de garantías

Muchos comerciantes le apuestan a que el consumidor se canse de reclamar. Reparan el artículo una, dos, tres o más veces, hasta que se cumpla el plazo de la garantía y luego le dicen “no sirve, salado”.

2. Ventas al crédito
La ley establece que cuando se publicita una venta a crédito, como mínimo se debe informar cuánto cuesta el artículo al contado, cuánto al final del crédito y la tasa de interés, lo que en la práctica no siempre se da.


3. Información en español
Hay textos que deben estar traducidos al español y que no lo están. Por ejemplo, hemos detectado problemas en manuales de electrodomésticos y en etiquetado, sobre todo en juguetes que no vienen con las advertencias traducidas.

4. Estafas con tarjetas
Atendimos el caso de un señor que no ha salido del país y aun así le cobraron una compra realizada con tarjeta física ¡en Australia! Aunque se demostró con un certificado de Migración que él no ha salido, lo más que se logró fue que le cobren los $4 mil sin intereses.

5. Precios engañosos
Hemos recibido denuncias porque en los menús de restaurantes el precio que se indica no es el que se cobra, pues no incluye los impuestos, lo cual es ilegal. Lo mismo sucede cuando la etiqueta de los anaqueles no corresponde con lo que se cobra en las cajas de los supermercados.

6. Especulación
Aquí se da el típico ejemplo de la señora que pregunta cuánto cuesta el aguacate, y el vendedor le responde que ¢200; ella comenta “se ve muy rico” y el comerciante sin vergüenza alguna agrega: “Entonces vale ¢300”.

7. Publicidad engañosa
Es cuando se atribuyen características irreales a determinados bienes y servicios. Por ejemplo, descubrimos algunas empresas de planes vacacionales q
ue se promocionaban como certificadas o afiliadas al Ministerio de Economía, Industria y Comercio, y lo que tenían era un simple permiso de operación.

8. Servicio al cliente
A veces los comerciantes no entienden que la mejor publicidad es el buen servicio; ¿de qué sirve gastar millones en publicidad si cuando se trata mal a un cliente este no volverá jamás?

9. Apartados
Usted aparta algo y el comerciante igual lo vende, y luego le da un artículo maltratado, quizás el que estaba en exhibición. No le devuelven la plata, sino que le dicen que se la aplican a otra cosa. Eso es ilegal.

10. Discriminación
¡Cómo sufren los clientes con necesidades especiales en la mayoría de comercios! Imagínese que hacen rampas para sillas de ruedas con ángulos de 70 grados, cuando lo establecido es de 20 a 25 grados. Hacen cualquier cosa por decir que cumplieron… ¡Los que por lo menos hacen algo!
Ver comentarios