Combustible barato beneficia más a aerolíneas que a consumidores
Enviar

Rob Britton, que trabajó 20 años en American Airlines Group, defiende las ganancias que obtienen su exempleador y otras aerolíneas de los Estados Unidos. Sin duda el combustible está barato, ¿pero qué compañía baja los precios en cuanto lo hacen sus costos?

“Amtrak no baja los precios porque el gasoil esté más barato, y los taxis de Nueva York no bajan los precios porque la gasolina esté más barata”, dijo Britton, que en la actualidad se desempeña como consultor de aviación en Washington.

Los consumidores han tenido cierto beneficio del menor costo del combustible de aviones en más de 12 años, pero no en la misma medida que las compañías. Si bien los viajeros pagan menos en promedio por los traslados, las tarifas básicas –los precios asignados a cada asiento- no han experimentado mayores cambios desde 2014, según Rick Seaney, máximo responsable ejecutivo de la compañía de análisis FareCompare.com. Mientras tanto, los precios spot del combustible de aviones en el puerto de Nueva York han caído 70% desde principios de 2014 y llegaron el 20 de enero a 81 centavos de dólar por 3,78 litros, el precio más bajo desde diciembre de 2003, según datos que recopiló Bloomberg.

Una razón por la cual no han bajado más las tarifas es que el derrumbe de los precios del petróleo no ha desencadenado una fuerte desaceleración económica, lo que reduciría la demanda.

Las líneas aéreas también aprovechan los costos más bajos para pagar dividendos, recomprar acciones, reducir o refinanciar deuda y sumar capacidad.

‘Buenos tiempos’
El sector dio a conocer pérdidas totales de $58 mil millones en los nueve años hasta 2009, de modo que “haremos todo lo posible por ganar dinero en estos buenos tiempos, ya que no se sabe qué puede pasar”, dijo Britton, que se desempeñó en American como director gerente y asesor del presidente.

Delta Air Lines, United Continental Holdings y Southwest Airlines dieron a conocer ganancias ajustadas récord en 2015 y pagaron un total de $7.600 millones menos por combustible, que históricamente representa alrededor de un tercio de los costos operativos del sector.

Las compañías dijeron que habrían ahorrado más de no haber sido por contratos que fijaban algunos precios a niveles superiores a los del mercado. American, la aerolínea más grande del mundo, dará a conocer sus resultados anuales el 29 de enero.

United, Delta y Southwest estiman que gastarán en conjunto unos $6.400 millones menos en combustible este año, mientras que Hunter Keay, un analista de Wolfe Research LLC en Nueva York, pronostica que una parte mayor de esos ahorros se trasladará a los pasajeros.

“Estimo que las aerolíneas se quedarán sólo con el 31% de los menores precios del combustible en 2016, menos que el 50% del año pasado, dijo Keay.

El resto se trasladará a los consumidores con precios más bajos de los pasajes o a sindicatos de pilotos, que buscan un incremento salarial. Los costos laborales compiten con el combustible como mayor gasto del sector.

Ver comentarios