Coma saludable también fuera de casa
Enviar

Cada vez es más frecuente que por nuestras múltiples ocupaciones el tema de la alimentación se torne más difícil. En medio de reuniones y del trajín diario es común que las horas de comida nos sorprendan en la calle y acabemos ingiriendo cualquier cosa.


Por eso resulta importante, en términos de salud, tomar en cuenta algunos aspectos al comer fuera de casa, de manera que usted disfrute sin desbalancear su alimentación.


El primer paso consiste en elegir una entrada como sopa a base de vegetales, sopa tipo miso, minestrone o de lentejas. Se aconseja no seleccionar cremas o sopas a base de caldos de pollo o res ya que tienen un alto aporte de grasas, de acuerdo con la nutricionista Melania Cevo, de Consultas Nutrición.


También en su ensalada añada variedad de vegetales, limite los quesos y el tocino. Respecto de los aderezos, evite los que son a base de aceite o mayonesa.


Además, recuerde que una dieta balanceada aunada a la actividad física son fundamentales para la buena salud; no obstante, si por razones de tiempo le es difícil respetar todos sus tiempos de comida siempre está la opción de contar con suplementos nutricionales, los cuales usted podrá llevar consigo sin mayor inconveniente.


Básicamente, estos productos son alimentos concentrados que tras la manipulación de su estado original mantienen sus propiedades nutritivas importantes, a menudo aumentándolas a la vez que se eliminan las menos deseables como la grasa o azúcares. Es importante que si va a optar por esta alternativa consulte a su nutricionista cuál suplemento alimenticio le favorece para complementar su alimentación de acuerdo con sus necesidades específicas.


Puntos que se han de considerar al comer fuera:


Si desea consumir carne prefiera un corte de tipo blanca como el pollo, este debe cocinarse sin piel, a la plancha, a la parrilla, al horno o en salsa de vegetales, pida que no se le añada mantequilla, margarina, ni cantidades abismales de aceite, simplemente la cantidad necesaria para que no se pegue en la sartén.


En caso de que opte por pasta, recuerde que generalmente sirven cantidades muy grandes en una sola porción, así que trate de pedir la mitad y rellenar el plato con vegetales verdes y ensalada. Elija una salsa que sea de tomate o de vegetales, en vez de las salsas blancas, ya que son altas en grasa saturada. Tenga cuidado con las pastas rellenas de queso.


La guarnición de arroz es muy tradicional en nuestro país, por ello es importante que seleccione el integral pues es mejor que el blanco debido a que tiene más fibra y aporta un 80% más nutrientes con relación al arroz blanco. En los restaurantes asiáticos opte por el arroz al vapor, integral, basmati o de jazmín.


No se olvide de los vegetales, pida una opción que sea preparada de una manera sencilla, evite las mantequillas y salsas grasosas.


Fuente: Melania Cevo, de Consultas Nutrición




Ver comentarios