Colombianos eligieron su Parlamento
Más de 32,7 millones de colombianos acudieron a las urnas para elegir a los miembros del Parlamento de ese país, en medio de las elecciones más pacíficas de la última década. AFP/LA REPÚBLICA
Enviar

Colombianos eligieron su Parlamento

Las elecciones de Colombia para Senado y Cámara de Representantes transcurrieron sin contratiempos, salvo algunos incidentes de orden público sin mayores consecuencias y dificultades en algunos colegios.
Un total de 32,7 millones colombianos fueron convocados a las urnas para elegir a los 102 senadores y 166 miembros de la Cámara, así como a los cinco representantes en el Parlamento Andino en una jornada que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, calificó como la más segura en muchísimos años en el país.
A diferencia de otros años en los que eran frecuentes los ataques de la guerrilla contra candidatos, contra la logística del proceso electoral o contra la infraestructura del país, esta vez apenas se registraron atentados de ese tipo, ninguno de ellos de gravedad, según el ministro.
"Hasta el momento el balance de las elecciones fue muy positivo", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, después de recibir, un informe de la Sala de Estrategias del Ministerio del Interior.
Los 10,7 mil colegios electorales de los 1,1 mil municipios colombianos abrieron a las 08:00 de la mañana hora local y cerraron a las 04:00 de la tarde vigilados por 266 mil miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía.
Pese a que en Colombia el voto no es obligatorio y de que la abstención electoral suele superar el 50%, desde muy temprano se formaron largas filas en los centros de votación de las grandes ciudades por las advertencias de los meteorólogos de que en la tarde pude llover en buena parte del país.
El presidente votó muy temprano en la Mesa No.1 del Capitolio Nacional, donde unas dos horas después lo hizo su principal opositor, el expresidente Álvaro Uribe, candidato al Senado por su movimiento, Centro Democrático.
"Los objetivos que nos propusimos en el Gobierno y con las diferentes entidades del Estado colombiano, e inclusive con los observadores internacionales, se vienen cumpliendo. Eso para la democracia colombiana es muy importante", subrayó el mandatario.
Santos destacó que los 2,3 mil candidatos pudieron hacer sus campañas en todo el territorio nacional y que se brindó protección a quienes la pidieron, en su mayoría de la oposición.
Los pocos incidentes de orden público registrados en el país ocurrieron en los departamentos de Arauca (noreste), Antioquia (noroeste) y Caquetá (sur), donde según las autoridades desconocidos intentaron hacer ataques con explosivos que fueron controlados a tiempo sin que dejaran víctimas ni daños materiales.
El hecho más delicado ocurrió en Briceño (Antioquia), donde supuestos guerrilleros de las FARC lanzaron explosivos contra una patrulla militar antes de que abrieran los colegios electorales, lo que tampoco causó víctimas.
En el sureño departamento del Putumayo, fronterizo con Ecuador, habitantes de los caseríos El Recreo y Galilea, pertenecientes al municipio de Puerto Guzmán, denunciaron que supuestos guerrilleros del frente 48 de las FARC les impidieron participar en las elecciones.
Por su parte, la Misión de Observación Electoral (MOE), una ONG que vela por la transparencia del voto en Colombia, dijo que se recibieron más de 100 denuncias de posibles irregularidades electorales, la mayoría por supuesta compra de votos, una práctica arraigada en algunas regiones colombianas.
Este delito se presentó especialmente en municipios de Antioquia, de la costa atlántica, Huila y Valle del Cauca, según la MOE.
También se registraron problemas pero de tipo técnico en colegios electorales de la ciudad caribeña de Barranquilla, donde no funcionaron los puntos de lectura biométrica con los cuales la Registraduría Nacional, entidad que organiza las elecciones, busca acabar con la práctica de la suplantación de electores.
También se registraron inconvenientes en algunos centros de votación de Antioquia por motivos meteorológicos que retrasaron el inicio de la jornada pero la situación ya fue normalizada, según el presidente.
"Son problemas de ese tipo que se han presentado y que podemos decir que ahí también la situación está normal y el parte también es positivo", agregó el mandatario.

Bogotá/EFE

Ver comentarios