Enviar
Gobierno colombiano pide a guerrilla que libere a todos los secuestrados
Colombia en suspenso por liberación

Las FARC tienen cautivos a 45 políticos, soldados, policías y civiles, entre ellos a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt

Bogotá
EFE

Los familiares de los secuestrados por las FARC se mantienen expectantes por la posible liberación de tres de ellos anunciada por esa guerrilla, mientras el gobierno de Colombia afirmó ayer que espera que queden en libertad todos los cautivos.
Álvaro Uribe, presidente colombiano, acogió ayer el anuncio divulgado el martes de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberarán a la ex candidata a vicepresidente Clara Rojas, al hijo de ésta que nació en cautividad y a la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo.
En una nota enviada a la agencia cubana Prensa Latina, el grupo guerrillero señaló el martes que espera entregar esos rehenes al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como reconocimiento a la gestión que éste y la senadora colombiana Piedad Córdoba realizaban desde agosto por petición de Uribe, quien la canceló en noviembre por discrepancias.
“Lo que deseamos es que las FARC entreguen unilateral e incondicionalmente esos secuestrados y no solamente a estas tres personas, sino a todos”, afirmó ayer el presidente Uribe.
Las FARC tienen cautivos a 45 políticos, soldados, policías y civiles, entre ellos a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que también tienen nacionalidad francesa, y los estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves.
La guerrilla aspira a canjear a esos rehenes por cerca de 500 guerrilleros presos si se logra un acuerdo humanitario, pero para ello exigen que el Estado desmilitarice dos extensos municipios, condición que Uribe no acepta.
La abogada y ex candidata Rojas, de 43 años, fue secuestrada junto con Betancourt en febrero de 2002.
El presidente Uribe manifestó que el hijo de Rojas, llamado Emmanuel, “fue concebido en el cautiverio, nació secuestrado, ha crecido secuestrado. Ojalá lo liberen”, dijo.
“Dios quiera que estos secuestrados estén pronto en el seno de sus familias”, expresó Uribe.
“Desde hace varias semanas hemos dicho que a cualquier liberación de manera unilateral, de manera incondicional, por consideración al presidente de Venezuela, el gobierno colombiano le da la bienvenida”, explicó Uribe, e insistió en que “lo importante es que los liberen”.
Patricia Perdomo, hija de Consuelo Rodríguez de Perdomo, secuestrada en septiembre de 2001, consideró que su liberación y las de Clara Rojas y su hijo puede ser “la puerta del acuerdo humanitario”.
Explicó que hace más de cuatro años que no sabían de su madre.
“Es algo muy importante, no sólo porque sea mi madre. Estoy convencida de que esto abre las puertas para la liberación de todos los demás secuestrados”, señaló Patricia Perdomo.
Además, consideró que el anuncio de las FARC es producto de la gestión de Chávez y de la senadora Córdoba.
Clara González de Rojas, madre de la ex candidata a vicepresidente, manifestó que su hija “está muy cerca. Está cada vez más cerca ese momento que antes veía tan lejano”, dijo, y agregó que “se acerca el fin de una prueba muy larga, pero todo parece indicar que tendrá un final feliz”.
Tanto Chávez como el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, expresaron el martes su optimismo por el anuncio.
Organizaciones no gubernamentales colombianas como la Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz calificaron como positivo el anuncio de las FARC, y lo atribuyeron a la mediación de Chávez y Piedad Córdoba, al tiempo que pidieron mecanismos para “la liberación de todos los secuestrados y retenidos”.
El panorama colombiano se vio empañado ayer con la denuncia hecha por la senadora Córdoba de que hay un plan para asesinarla del que acusó a un alto funcionario estatal.
El gobierno se declaró “aterrado”, y el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, pidió a la senadora que revele de inmediato el nombre del supuesto funcionario que la está amenazando.
Ver comentarios