Enviar
Colombia pide información a 27 países por armas incautadas a las FARC

Bogotá, EFE.- Colombia ha enviado en lo que va del año, a través de la Interpol, un total de 209 comunicaciones a 27 países para averiguar el origen de armas halladas en campamentos de las FARC, la mayoría de ellas a Estados Unidos y Europa Oriental, reveló el diario bogotano El Tiempo.
Treinta no han tenido respuesta de países como Corea del Norte y Venezuela, recordó un funcionario encargado del rastreo al hacer referencia a los lanzacohetes venezolanos hallados en un campamento rebelde.
Esos aparatos, de fabricación sueca, fueron encontrados en octubre pasado en un escondite en el sur de Colombia del jefe guerrillero conocido con el alias de "Jhon 40", y Bogotá dice que entregó la información a Caracas desde el pasado 2 de junio y no ha recibido respuesta.
"Tenemos respuesta a 177 requerimientos, pero hay otros enviados a países que, de antemano, sabemos que no nos van a contestar", subrayó el funcionario del Gobierno que hace el rastreo de armas.
Fusiles rusos, búlgaros, chinos y coreanos; pistolas y revólveres de Europa Central y brasileñas; explosivos ecuatorianos; munición de Brasil, Rusia y Venezuela, y cohetes antitanque estadounidenses, rusos, rumanos, chinos y suecos, figuran en la lista de armas incautadas a las FARC.
También están varios fusiles, explosivos y munición de la Industria Militar de Colombia (Indumil).
El informe periodístico señaló que Indumil fundirá cerca de 300 fusiles Fal, de origen belga, y que están contramarcados con emblemas de las Fuerzas Armadas de Venezuela, la mayoría de ellos encontrados en enero pasado en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cerca de la frontera.
Un informe reciente del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) señaló que las costas caribeñas del Golfo de Urabá, en la frontera con Panamá, son el principal punto de entrada de fusiles y ametralladoras ligeras para las FARC, según el matutino.
Las pistolas y munición entran desde Venezuela y Brasil, y uno de sus principales puntos de origen es la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay), adonde llegan avionetas colombianas cargadas de cocaína y regresan a su país con armas.
Las relaciones comerciales colombo-venezolanas están congeladas desde el pasado martes por decisión del Gobierno de Caracas, que respondió así a una petición de explicaciones de Colombia ante el hallazgo en poder de las FARC de tres lanzacohetes vendidos por Suecia a las Fuerzas Armadas venezolanas en 1988.
Las relaciones diplomáticas entre ambas naciones enfrentan además un conflicto, por la eventual instalación de una base estadounidense en territorio colombiano.

Ver comentarios