Enviar
Acuerdo supone paso importante pero no vuelta inmediata a relaciones
Colombia Ecuador acuerdan resolución de OEA

Correa llegó a Caracas para entrevistarse con Chávez


Washington
EFE

Colombia y Ecuador dieron ayer un paso importante para solucionar su conflicto al aprobar, en el seno de la OEA, una resolución que, si bien supone un avance no implica una mejora inmediata de sus relaciones, rotas el pasado lunes por Quito.
Tras catorce horas de complicadas negociaciones en un grupo de trabajo presidido por Arístides Royo, embajador de Panamá, y José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, Colombia y Ecuador acordaron afrontar, por la vía diplomática, el conflicto que les enfrenta desde el pasado sábado.
La resolución fue aprobada por aclamación por los 34 países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), que felicitaron a continuación con aplausos a Ecuador y Colombia por el “importante” logro.
En la misma línea, ex
presaron su satisfacción la canciller de Ecuador, María Isabel Salvador, y el embajador de Colombia ante la OEA, Camilo Ospina, aunque ambos advirtieron de que aún queda mucho trabajo por delante para resolver la crisis.
Para Ecuador, el aspecto más importante de la resolución es la ratificación del principio de que el territorio de un Estado es inviolable y que el incidente ocurrido el fin de semana constituye una violación a la soberanía y a la integridad de Ecuador.
Colombia logró que el texto no incluya una condena explícita al Gobierno del presidente Álvaro Uribe por haber violado la soberanía de Ecuador al atacar en ese país un campamento de las FARC, operación en la que fue abatido el “número
dos” de esa guerrilla, alias “Raúl Reyes”.
El documento establece también la creación de una comisión, encabezada por Insulza, e integrada por cuatro embajadores aún por designar, para que visite ambos países, recabe datos y eleve un informe a la reunión de consulta de cancilleres con propuestas de acercamiento entre ambas partes.
Insulza prevé designar a los embajadores y viajar a los dos países a partir del domingo.
La reunión de cancilleres se celebrará el 17 de marzo en la sede de la OEA, en Washington.
En opinión de Ecuador, los dos países agotaron ayer “la primera instancia de un proceso” de acercamiento de posturas, pero destacó que no se restablecerán las relaciones de manera inmediata.
“Confiamos y deseamos que las relaciones diplomáticas se puedan retomar cuanto antes, pero no se restablecen”, dijo Salvador.
Los países miembros de la OEA felicitaron a Ecuador y a Colombia por “este importante paso” y expresaron su esperanza a que se restablezcan cuanto antes las relaciones de “hermandad y fraternidad” que siempre han regido entre los dos países vecinos.
Únicamente Nicaragua, ensombreció con su intervención la alegría del momento, ya que aprovechó la resolución para reclamar el respeto de Colombia a su “soberanía marítima” en referencia al grupo de islas que reclama, entre ellas San
Andrés, hecho que lamentó Ospina.
Mientras tanto Rafael Correa, presidente de Ecuador, llegó ayer a Caracas para tratar con su colega venezolano, Hugo Chávez, la crisis diplomática con Colombia, dentro su gira por varias capitales latinoamericanas.
Correa fue recibido con honores por el canciller venezolano, Nicolás Maduro.
El mandatario ecuatoriano se dirigió inmediatamente a la sede del gobierno en la capital venezolana para reunirse con Chávez sin hacer declaraciones en el aeropuerto.
Por su parte el ministro venezolano de Defensa, general Gustavo Rangel, indicó en una rueda de prensa que más del 85% de las tropas y equipos destinados a reforzar la frontera ya se encuentran en los lugares asignados.
El ministro de Defensa señaló que los militares no han recibido instrucciones de cerrar la frontera con el país vecino. El martes, el titular de Agricultura, Elías Jaua, dijo que se había cerrado el paso fronterizo, aunque, como se pudo comprobar en el mismo día, sólo afectó al transporte comercial.
Ver comentarios