Enviar
Colom acude al Ejército tras descubrir espionaje

Micrófonos y cámaras de video fueron descubiertas en la Casa Presidencial de Guatemala

Guatemala
EFE

Álvaro Colom, presidente de Guatemala, entregó el viernes al Ejército, de forma temporal, el control de la Casa Presidencial y del Palacio Nacional de la Cultura, sedes de su administración, después de descubrir que es objeto de espionaje.
En una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado de todos sus ministros y secretarios de Estado, Colom mostró los micrófonos, cámaras de video y receptores de señales de comunicación “secretos” que aseguró fueron hallados en el interior de la Casa Presidencial, en su oficina privada, en el sur de la ciudad, y en las oficinas de su esposa, Sandra Torres.
Los artefactos, confiaron a Efe fuentes de la Presidencia, fueron descubiertos por los miembros del primer círculo de seguridad del presidente, un grupo de antiguos guerrilleros que lo protegen desde hace más de diez años.
Además, que en enero pasado, cuando Colom asumió el Gobierno, fueron integrados a la Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad de la Presidencia (SAAS).
El presidente guatemalteco declaró que: “puede haber un traidor dentro de nosotros”, y aseguró que: “tenemos información de dónde puede venir” el espionaje, pero se negó a dar detalles al respecto debido a que las pista “es muy leve”.
Semanas atrás, Colom había denunciado ser objeto de “espionaje telefónico” por parte de personas interesadas en dañar su administración y aseguró entonces que iniciaría una profunda investigación al respecto.
“Es un hecho verdaderamente grave, un montón de información que salía, no sabíamos de donde salía. Al principio creímos que era por los teléfonos”, precisó el mandatario, e indicó que “hay gente capaz de cualquier cosa con tal de mantener sus mafiosos intereses”.
Antes de que Colom compareciera ante la prensa, unidades del Ejército, tomaron el control del Palacio Nacional de la Cultura, antigua casa de gobierno y donde se suelen realizar los actos oficiales, y de la Casa Presidencial, se colocaron en posiciones estratégicas, acordonando esos edificios, localizados en el casco antiguo de la capital.
El inusual movimiento de militares en una hora en la que miles de personas transitan por el centro histórico de la ciudad provocó temor entre la población, que recordó los repetidos golpes de Estado protagonizados por el Ejército, entre los años 70 y 80.
El descubrimiento de los artefactos de espionaje ha provocado la inmediata solicitud de la renuncia de Carlos Quintanilla, jefe de la SAAS, encargada de velar por la seguridad del Presidente, Vicepresidente y su familia.
“La he aceptado (la renuncia de Quintanilla) porque es responsabilidad de la SAAS la seguridad de la Casa Presidencial. He ordenado el cierre de la Casa Presidencial hasta que no se encuentre todo. Considero este un hecho verdaderamente grave”, indicó Colom.
El jefe de Estado descartó que Quintanilla esté detrás del espionaje porque, dijo, “no hay ningún indicio que lo involucre”, pero precisó, que “puede ser alguien cercano a él” o que esté dentro de la Casa Presidencial.
Quintanilla, propietario de empresas de seguridad privada, y uno de los principales patrocinadores de la campaña electoral de Colom, era hasta el viernes uno de los hombres de su mayor confianza.
El gobernante también pidió la renuncia al titular de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia (SAE), Gustavo Solano, institución encargada de detectar las amenazas políticas y de seguridad en contra del Gobierno.
En lugar de Quintanilla, el Presidente nombró al ex comandante guerrillero Ricardo Marroquín, quien fue el creador y primer secretario de la SAAS, en 2002, durante el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004).
Marroquín será el encargado de reestructurar la SAAS, y colaborar con la Fiscalía en las investigaciones para determinar el origen del espionaje contra Colom.
El Ejército regresará el control de la Casa Presidencial y el Palacio Nacional a la SAAS, cuando Marroquín concluya su reestructuración.
Álvaro Colom, del socialdemócrata partido Unidad Nacional de la Esperanza, es el primer presidente de izquierdas que gobierna Guatemala, después de medio siglo de regímenes militares y de derecha.
Ver comentarios