Enviar

Panamá ofrece grandes oportunidades, si estuviéramos listos para aprovecharlas

Colaborando con Panamá

Para la mayoría de los países, la geografía es destino.
Ya que cuesta menos tener relaciones comerciales con lugares cercanos que con los lejanos, los países tienden a hacer negocios con sus vecinos.
La gran mayoría del comercio de los países miembros de la Unión Europea se realiza entre ellos mismos.
Canadá y México son el primer y tercer socio comercial, respectivamente, de Estados Unidos.
Pese a esto, Costa Rica hace poco negocio con sus vecinos.
El año pasado, Centroamérica representó solo el 13% de las exportaciones de este país.
Dada su pobreza crónica y extrema, siempre ha sido difícil hacer negocios con Nicaragua.
Con su reciente aventurerismo en la frontera con Costa Rica, el Gobierno de Nicaragua ha hecho al país aún menos atractivo como socio comercial.
Panamá, por el contrario, ofrece excelentes oportunidades para el crecimiento de negocios bilaterales.
Es un país económicamente fuerte.
Durante el periodo 2005-2009, Panamá tuvo la mayor tasa de crecimiento de cualquier país de las Américas.
Además, Panamá tiene un plan estratégico.
Quiere ser el tercer centro logístico del mundo, después de Hong Kong y Singapur, con base en cuatro pilares principales —el transporte marítimo, un centro bancario, el hub de las Américas en el aeropuerto de Tocumen, y una zona franca que se convierta en la más grande del hemisferio.
Todos estos proyectos implican inversiones, que valen varios miles de millones de dólares.
Por su lado, Costa Rica tiene una fuerza de trabajo, que es mucho mejor educada que su contraparte panameña.
Ambos países podrían crecer más rápido, si colaboraran, con sus fortalezas complementarias.
La visita de la semana pasada a este país del ex presidente panameño Nicolás Barletta, coincidió con la primera reunión del Comité Costa Rica-Panamá Bilateral de Negocios.
Por cierto, el sector privado puede hacer mucho para reforzar las relaciones comerciales.
Pero para que la colaboración sea efectiva, los gobiernos de ambos países deben participar en diversas esferas, que podrían incluir las siguientes.
La unificación de las bolsas de valores facilitaría la formación de capital.
La agilización de los controles fronterizos reduciría los costos del consumo.
La creación de una zona turística consolidada atraería a más visitantes.
Ambos países serían beneficiados por medidas, que incluyen la homologación de estándares, desde los productos de exportación hasta las operaciones de los sectores telecom y transporte aéreo.
Uno de los vecinos de Costa Rica más que todo presenta problemas políticos.
No obstante, el otro ofrece grandes oportunidades, si estuviéramos listos para aprovecharlas.

Ver comentarios