Enviar

Sin que haya un consenso total entre los líderes entrevistados, sí al menos se lograron perfilar puntos clave en los que hay un grado importante de coincidencia y que podrían contribuir bastante al saneamiento de las finanzas públicas


Coincidencias para mejorar el déficit fiscal

Tomando en cuenta que cada vez más costarricenses piden participación ciudadana en la toma de decisiones del gobierno, es interesante el trabajo realizado por este medio de consultar a sindicatos y empresarios a través de diez líderes de los sectores privado y público para encontrar un camino de consenso sobre la forma de sanear las finanzas públicas.
En la Asamblea Legislativa no siempre se logran esos consensos porque suelen anteponerse intereses partidarios.
Sin que haya un consenso total entre los líderes entrevistados, sí al menos se lograron perfilar puntos clave en los que hay un grado importante de coincidencia y que podrían contribuir bastante al saneamiento de las finanzas públicas.
Por ejemplo, entre los puntos de concordancia se destaca el de combatir la evasión tributaria, un aspecto que además de afectar negativamente al fisco, le hace una competencia desleal a las empresas que sí actúan dentro del marco de la ley.
Aumentar los impuestos sin haber logrado el control necesario para eliminar la evasión y la elución, o al menos reducirlas al mínimo, podría significar más evasión y mayor competencia desleal.
Por otro lado, y aunque no todos se refieran a ello, es posible que coincidan en que es necesario acabar con el alto grado de contrabando.
El sentido común indica que debería haber un acuerdo en esto a pesar de que llevamos muchos años sin que los gobiernos hayan querido intervenir en nuestras porosas fronteras y en redes que se sabe introducen al país enormes cantidades de mercadería de forma ilegal.
Esto lo sufren los empresarios que sí trabajan honradamente y que son los que están sosteniendo con sus contribuciones el gasto público.
Al no haber existido una política para este problema, tampoco se generó una conciencia nacional para no adquirir mercadería de contrabando.
Ciertos vicios han ido convirtiéndose en prácticas aceptadas por muchos a falta de políticas de gobierno destinadas a erradicarlos.
Las conductas y el grado de conciencia de una sociedad dependen de la educación que haya tenido su gente. Y no es viable evitar vicios si no se comienza por dar el ejemplo, desde las máximas autoridades de los sucesivos gobiernos.
En un hogar en el que los padres no inculcan los buenos hábitos y la conducta decente desde el ejemplo, difícilmente se logrará hijos sin desvíos en la rectitud de sus acciones.
Esto mismo sucede en los países que han carecido durante bastante tiempo de gobiernos interesados en fomentar los mejores hábitos en la sociedad. Los habitantes terminan, en muchos casos, confundiendo la ruta y perjudicándose como nación sin mucha conciencia de ello.


Ver comentarios