Código Verde: ¿Bombillas ecológicas?
Enviar

¿Bombillas ecológicas?

Aunque son uno de los productos verdes estrella, no existe mucha información sobre qué hacer con las lámparas fluorescentes compactas cuando se funden

La moda es ser ecológico, y por ello el mercado ofrece muchas alternativas, como ropa de materiales orgánicos, mecanismos para ahorro de agua, opciones de reciclaje, etcétera, pero quizás una de las más famosas son las bombillas compactas, las cuales no solo disminuyen el consumo eléctrico, sino que ahorran energía.
Pero luego de su vida útil, ¿qué se debe hacer con ellas?
En cuanto al tema de su duración, por ejemplo la marca Energy Star asegura que sus bombillas tienen 10 mil horas de vida, y Sylvania 8 mil, pero encenderlas y apagarlas con frecuencia puede acortar su existencia.

Recientemente la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), distribuyó en algunos puntos del país estas bombillas marca Energy Star con el objetivo de reducir el consumo eléctrico nacional y bajar los costos finales de los usuarios. Pero no indicaron de qué manera se pueden desechar y tampoco se especifica en el empaque.
Para empezar, estas bombillas contienen un pequeño porcentaje de mercurio, que aunque es mínimo, puede provocar efectos perjudiciales en la salud.
Por esto, si se rompe, es necesario alejarse del lugar en que ocurrió al menos por 15 minutos, mientras el mercurio se disipa en el ambiente.
“Las lámparas fluorescentes compactas (LFC) no se tratan como residuo electrónico, sino como peligroso. Por supuesto que una bombilla por sí misma no lo es, pero si son acumuladas en grandes cantidades y se botan inadecuadamente, el mercurio podría iniciar una traza contaminante”, explicó José Pablo Cob, director ambiental de la CNFL.
En el país, Sylvania brinda una opción segura para su adecuado desecho.
La empresa cuenta con un programa para su reciclaje: recibe gratuitamente los productos enteros en su fábrica en Pavas, sean de su marca o no.
“Es importante recalcar que no se pueden tratar como basura convencional”, dijo José Luis Pérez, gerente general de Sylvania Costa Rica.
Luego la empresa lleva todas las bombillas a una planta donde se inicia una primera etapa del proceso de reciclaje, ya que el 100% no se puede realizar en el país, por lo que posteriormente esta empresa los traslada a Estados Unidos y Canadá para la etapa final.
Además, quienes lleven sus productos a la empresa, reciben descuentos en la compra de nuevos productos, que se pueden adquirir ahí mismo.

Sofia Ramírez
[email protected]

Ver comentarios