Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Código Tecno: Llegó Google, el último invitado

| Miércoles 04 julio, 2012




Llegó Google, el último invitado

Presentó su tableta Nexus 7 con el objeto de capturar audiencia para sus servicios online

Apple la inauguró con el primer iPad. Los fabricantes de celulares y PC se sumaron rápidamente. A continuación llegaron las tiendas online, como Amazon y Barnes & Noble. Luego aterrizó Microsoft. La semana pasada llegó el último invitado a la gran fiesta de las tabletas: Google presentó Nexus 7.
Y aunque parezca que todos ofrecen equipos, en realidad lo que hay detrás es un complejo modelo de negocios. El dispositivo en cuestión es solo la puerta de entrada a un verdadero “ecosistema digital”, que incluye la utilización de un sistema operativo específico y, sobre todo, el uso de una tienda de aplicaciones.
Un mercado inaugurado por Apple en 2010 que, a través de su sistema iOs y la tienda Apple Store, logró conectar a los usuarios de iPhones, iPods y iPads a una enorme cantidad de material digital y online.
Con nuevos competidores el mercado se fragmentó como nunca, y ya se empiezan a vislumbrar las distintas estrategias. Así como el iPad de Apple, el Surface de Microsoft, y otros equipos de Motorola y Samsung son potentes dispositivos, cuyo precio orilla los $499 en los Estados Unidos, el nuevo dispositivo de Google imita la estrategia de Amazon, con su Kindle, o incluso RIM con la PlayBook. Esto es, equipo de bajo costo (desde $199), pero con menos pretensiones desde el punto de vista del hardware.
Nexus 7 tendrá una pantalla de alta definición de 7 pulgadas, una sola cámara frontal y la nueva versión 4.1 del sistema Android, conocido como Jelly Bean. Pesará solo 340 gramos y no se conectará a través de las redes celulares 3G, solo vía Wi Fi. Empezará a venderse en julio, en forma online.
El objetivo principal de Google con Nexus 7, así como de todos aquellos participantes del segmento de tabletas de bajo costo, es que el comprador se encuentre ante una “máquina de descargar y consumir”.
Todo está preparado para que se conecte a Internet y, en muy pocos pasos y casi sin darse cuenta, empiece a pagar por el contenido que aparece.
Pareciera que la gran fiesta de las tabletas ya tiene a todos sus invitados, que saben que en eso se juegan gran parte de su futuro.

Por Ricardo Braginski
[email protected]