Enviar

Facebook va por las fotos móviles

Tras comprar Instagram, la red social lanzó Camera, su propia aplicación fotográfica. Los motivos

Fue uno de los comentarios más escuchados tras su muy publicitada salida a la bolsa: Facebook tiene un gran valor de futuro como consecuencia de sus casi 900 millones de usuarios, pero su talón de Aquiles sigue siendo la estrategia móvil, donde la red social no logra hacer pie.
Facebook se hizo muy fuerte en la computadora (fija). Allí la gente consume sin pausa cada uno de sus servicios y aplicaciones y, por tal motivo, le resulta fácil a la red de Mark Zuckerberg conquistar la publicidad online.
Pero en los celulares o tabletas (donde más crecen las horas de navegación online) todavía no pudo construir una estrategia atractiva para el público. En la plataforma de Apple, por ejemplo, recién el año pasado Facebook lanzó su aplicación oficial. Y esta, como otras apps para móviles que van surgiendo, son todas versiones limitadas de la red social, con funciones como noticias, perfiles de amigos, y muy poco más.
Frente a esta situación, los desarrolladores que hacen aplicaciones para Facebook (en la PC), cuando piensan en los móviles se despegan del lastre de la red social, y ofrecen los mismos servicios a través de las tiendas de apps de las distintas plataformas. Es decir, ganan audiencia y publicidad por su cuenta, sin dejar una comisión a Facebook.
En medio de este panorama, no llamó la atención que Facebook comprara Instagram, la exitosa aplicación móvil de fotografía que ya fue descargada más de 30 millones de veces solo en dispositivos de Apple. Pero no solo eso. La semana pasada, la red de Zuckerberg anunció que también tendrá su propia aplicación de fotos, a la que llamaron Camera.
Similar a Instagram, la nueva app está disponible —por ahora— para iPhone, iPad y iPod Touch, y ya se puede bajar gratis desde la tienda de Apple o el sitio de Facebook. Aún no está disponible en español.
Camera permite sacar fotos, aplicarles filtros y subir grupos de instantáneas, entre otras funcionalidades. Ofrece el acceso a las fotografías publicadas por el usuario en su perfil así como a las cargadas por sus contactos, tiene función de “etiquetar”, “me gusta” y permite hacer comentarios.
Pero, ¿cómo? ¿Una aplicación nueva de fotos, cuando hace pocas semanas adquirió Instagram por $1.000 millones? ¿Necesita Facebook dos aplicaciones para lo mismo? La respuesta de los analistas es: sí. Y hay dos motivos.
El primero, para que no sea otro el que compre Instagram y le plantee la competencia precisamente donde está más débil. Y el segundo, porque ahora Facebook puede tomar la experiencia de Instagram para desarrollar nuevos productos de fotografía móvil social. Justo en momentos en que vuelven a recalentarse los rumores de que Facebook pasaría al mundo del hardware y estaría por fabricar su propio celular, al estilo de lo que está haciendo Google con Motorola.
Como sea, lo que queda claro es que la tendencia futura en tecnología pasa por los dispositivos móviles y por la fotografía. Dos conceptos que tienden a unirse y a llevarse por delante todo lo que encuentren a su paso en el mundo digital.

Por Ricardo Braginski
[email protected]

Ver comentarios