Enviar

Rechace una oferta con estilo

Si le surge una nueva oportunidad laboral, pero no es de su conveniencia, es importante que deje claros los motivos del rechazo

Las oportunidades no se pueden dejar pasar; sin embargo, en el ámbito laboral puede suceder que lleguen ofertas que parezcan muy buenas pero que no se comparan con la que se tiene.
Por ello algunos profesionales deciden rechazarlas, algo que los empleadores deberían entender; sin embargo, es importante que tome en cuenta algunas recomendaciones para que no manche su imagen, ya que no sabe qué le puede deparar el futuro en esa organización.
Es fundamental que siempre agradezca por la oportunidad, presente claramente sus motivos y continúe en contacto si le es posible.
Por otra parte, si en un principio acepta ser tomado en cuenta cuando se le llama, debe aclarar lo que desea desde el primer momento, ya sea a nivel económico o porque siente que su ciclo ya concluyó en la empresa donde labora actualmente.
“No sea ambiguo, es importante que el reclutador que lo llama perciba claridad respecto al manejo de su carrera: intereses, momento en el que se encuentra, aspectos económicos, desmotivación”, comentó Nelson Sibaja, consultor en recursos humanos.
Si la oportunidad no le favorece, es fundamental que presente sus motivos del rechazo.
“Generalmente, las razones objetivas que los reclutadores entienden es porque la empresa donde trabaja actualmente le mejora las condiciones con el fin de retener a la persona, o bien porque le confirman el proceso de crecimiento que tendrá en plazos determinados”, comentó.
Considera que es importante que exista un vínculo entre por qué aceptó ser parte del proceso, y por qué no acepta el puesto, donde generalmente las variables con las que jugó no coinciden con las que le están ofreciendo, las cuales deben ser de peso para que no se descalifique.
Entre los factores que los empleados valoran para dar un sí o un no, está el salario, el horario y la ubicación de la compañía, entre otros.
Según el sitio euribor.com.es quienes menos piensan en rechazar las ofertas son los jóvenes que buscan su primer trabajo, mientras que las personas con más experiencia, lo piensan dos veces.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios