Enviar

Jefes imprecisos

Su mayor problema es que al dar órdenes los empleados no saben qué rumbo tomar

Existen muchos tipos de jefes, entre ellos están los imprecisos, aquellos que se conforman con delegar tareas a sus colaboradores de una manera rutinaria, pero no se preocupan por dar las instrucciones necesarias para que esas labores se realicen de la manera que él quiere.
Este tipo de comportamientos es, según un estudio del Centro de Estudios Financieros en España, uno de los que más irritan a los subalternos.
El problema comienza a surgir porque al no saber los empleados qué instrucciones seguir, al final el jefe pedirá cambios si no le gusta el trabajo.
Por ello es importante que los colaboradores si detectan este tipo de actuación tomen cartas en el asunto.
En la publicación Harvard Business Review se recomienda pedir claridad desde un inicio, pero si no se logra se debe buscar otra forma de descifrar lo que su jefe quiere.
A criterio de Alonso Castro, gerente de Marca de Florida Vinos y Destilados, la receta es fácil y está en preguntar.
“Los colaboradores deben tener la confianza de preguntar cuando no entendieron algo, buscar asesoría entre los compañeros, para que determinen si fue una duda solo de ellos o si los demás compañeros también la tienen. Si es general deben pedir especificaciones”, comentó.
Además considera que la mejor manera de dejar todo claro es dar las reglas por escrito, ya que si se hace de una forma verbal se pueden generar confusiones.
Desde la perspectiva del jefe, considera que su deber es siempre consultar si todo está claro y cerciorarse de que todos entendieron las instrucciones y el resultado que se quiere obtener.
Criterio similar tiene Betsy Rojas, directora Eventos IMACORP de Centroamérica.
Otra estrategia que puede implementarse es pedir siempre por escrito las instrucciones, para así releer, volver a consultar y que no queden dudas”, indicó.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios