Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Código Oficina: "Gritos" en el correo

Melissa González [email protected] | Martes 10 mayo, 2011




“Gritos” en el correo

Antes de contestar un correo grosero, respire y recuerde que es mejor quedar como un profesional con clase


Recibir un correo electrónico con un mensaje en letras mayúsculas y grosero no es nada agradable, y puede hacer a muchos estallar y responder de la misma manera, una acción de la que se pueden arrepentir minutos después, especialmente cuando se trata de asuntos laborales.
Por ello la primera recomendación es que mantenga la calma, respire y una vez que tenga la mente clara dé una respuesta (si lo amerita), que deje ver que usted es un profesional con clase.
“Lo más recomendable es responder de forma prudente, tomar conciencia de la respuesta, no reaccionar con las emociones, sino con la razón y una vez que el correo esté redactado, se debe revisar antes de enviarlo”, comentó Rita Sbravatti Navarrete, gerente de Talento Humano para Laureate Costa Rica.
Además, entre sus recomendaciones destaca que a la hora de enviar esa respuesta lo haga con copia al jefe inmediato, ya que es importante que considere las consecuencias para la organización. “No personalice, mantenga todo en el plano laboral”, agregó.
Para algunas personas lo mejor es no responderlos, ya que ante un mensaje de enfrentamiento o provocativo de un compañero, se debe buscar mejor el momento oportuno y conversar cara a cara buscando aclarar los inconvenientes, según Ana Cristina Murillo, gerente de Negocios de Hermes.
Además, considera que no debe contestarse con copia a otras personas aunque haya sido enviado a otros compañeros.
En el sitio materiabiz.com se recomienda evitar siempre enviar mensajes negativos por “email”, ya que se considera que los riesgos se multiplican, pues su contenido se puede malinterpretar y por supuesto siempre quedará un respaldo.
“Muchas personas reenvían copias a otros para cubrir sus espaldas. Gracias a la facilidad con que los “email” pueden editarse y acortarse, si usted responde sin pensar, correrá el riesgo de que sus palabras sean mostradas fuera de contexto a todos los miembros de la organización”, indica el sitio.

Melissa González
[email protected]