Enviar

El impacto emocional de un despido

Despedir a un empleado no es tarea sencilla, por ello es importante que considere todos los factores para que las emociones no afecten el proceso

Un despido es una acción difícil, tanto para quien da la noticia como para quien la recibe.
Por ello es importante que la persona encargada de despedir a un empleado contemple todos los factores necesarios para que el impacto emocional de este proceso no se salga de control.
Se dice que un despido mal manejado puede dañar la autoestima de quien se tiene que ir, así como la reputación de la empresa y puede perjudicar la confianza que tiene el resto de los empleados hacia la organización.
Algunos ejecutivos consideran que es un proceso desgastante para ambas partes, algo que se puede minimizar precisamente abordándolo de la manera adecuada.
“Es algo que uno esperaría no tener que hacer nunca. Si aplica el despido sin responsabilidad patronal el peso es menor, pero si no, es muy duro”, comentó Edwin Garro, director de la empresa PXS.
Para los gerentes que deben dar la mala noticia es importante que antes evalúen bien la razón del despido, si es recorte de presupuesto, reorganización, cambio de dirección, del negocio, entre otros, para que puedan comunicar la causa real.
Una vez hecha la evaluación se puede ofrecer una carta de recomendación, ayudarlo a encontrar otro trabajo y más si es posible.
“Algunas veces un despido se da por falta de alineamiento entre misiones, la misión de la empresa es diferente de la misión del empleado, si este es el caso la empresa está despidiendo a una persona que de todos modos se iba a ir”, comentó Garro.
Considera que la regla de oro en estos casos es tratar a los demás como quisiera ser tratado.
“Si tiene que despedir a alguien por razones de negocio, y no personales, hágalo como si estuviera despidiéndose a usted mismo”, dijo.
Existen por otra parte empresas que cuentan con todo un proceso sobre el tema, se trata de organizaciones que dan asesoría en el proceso de desligamiento de la compañía de sus colaboradores, lo que para Angelic Lizano, vicepresidenta comercial de MAPFRE, es lo más recomendable.
“Esto ayuda a reducir el conflicto emocional, orienta a las personas sobre cómo aprovechar sus fortalezas, definiendo objetivos y planificando su carrera laboral de manera eficiente y exitosa”, dijo.

Melissa González
[email protected]


Ver comentarios