Enviar

Cómo lidiar con empleados perezosos

Como empleador debe averiguar qué está desmotivando al colaborador

La pereza es un pecado capital, y como los otros también se puede presentar en el trabajo.
Este mal hábito se aparece como la indiferencia a las labores, algo que para los especialistas puede ser resultado del ambiente laboral.
En el campo de la psicología se considera que existen factores personales que pueden generar esta situación, como el estrés, la mala actitud, baja autoestima, problemas de comunicación, entre otros.
“Dicta la teoría X de la motivación de McGregor que ‘los empleados son holgazanes por naturaleza y que siempre van a tratar de evitar las responsabilidades, no aportan iniciativa y requieren que sus jefes los dirijan y vigilen constantemente, porque de no ser así no serían productivos’. Algunos directivos consideran de dicha teoría, enunciada ya hace más de cuatro décadas, una verdad actual, por consiguiente siempre se encuentran alertas de que en cualquier momento sus empleados se van a despistar y es cuando emiten decretos, reglamentos y amenazas”, comentó Kathy Hernández, directora de Atención Psicológica de ULACIT.
La especialista afirma que este pensamiento no siempre funciona, pues un ser humano debe estar motivado para realizar lo que hace, además se debe tener en cuenta que el respeto hacia el trabajo no se impone, ni se compra, más bien se provoca, se inspira y, si es el caso, se enseña.
A criterio de Randall Alvarado, director de Relaciones Comerciales de Banca Corporativa y Comercial del Scotiabank, es importante realizar sesiones de coaching con el propósito de determinar las razones del desgano y orientar al colaborador a modificar su manera de pensamiento.

Melissa González
[email protected]


Ver comentarios