Coca-Cola compra participación en Monster Beverage
El acuerdo incluye la transferencia de las bebidas energéticas de Coca-Cola NOS, Full Throttle, Burn, Mother y Play a Monster. Bloomberg/La República
Enviar

Coca-Cola compra participación en Monster Beverage

Coca-Cola Co., la mayor compañía de bebidas del mundo, acordó intercambiar algunas marcas y comprar una participación del 17% en Monster Beverage Corp. por cerca de $2.150 millones, aumentando su apuesta en el creciente mercado de bebidas energéticas.

La iniciativa es parte de un acuerdo que incluirá la transferencia de las bebidas energéticas de Coca-Cola NOS, Full Throttle, Burn, Mother y Play a Monster, según un comunicado. Monster, por su parte, transferirá refrescos naturales y jugos de Hansen, Peace tea y limonada Hubert’s a Coca-Cola con sede en Atlanta.

En virtud del acuerdo, las dos compañías compartirán la comercialización, la producción y la distribución. Coca-Cola, que ya distribuye Monster en Estados Unidos y Canadá, ampliará el acuerdo a nivel mundial, ayudando a que la marca de bebidas energéticas crezca en el extranjero.

“Les brinda exposición a uno de los segmentos de más rápido crecimiento de bebidas carbonatadas en todo el mundo”, dijo Ali Dibadj, un analista en Nueva York de Sanford C. Bernstein Co. “El crecimiento de la categoría se está ralentizando claramente en Estados Unidos, pero el potencial es muy fuerte a nivel mundial”.

El fabricante de bebidas energéticas tratará de transferir la totalidad de su distribución en Estados Unidos y Canadá a Coca-Cola, dijo el máximo responsable ejecutivo de Monster, Rodney Sacks, durante una conferencia telefónica. Coca-Cola y Anheuser-Busch InBev NV, con sede en Lovaina, Bélgica, comparten distribución en los dos países.

La inversión se ajusta a la estrategia de Coca-Cola de tener participaciones accionarias en nuevas marcas y tecnologías prometedoras, especialmente porque su principal fuente de ingresos se encuentra amenazada por cambios hacia hábitos más saludables. En mayo, Coca-Cola dijo que aumentaría su participación en Keurig Green Mountain Inc. al 16%, convirtiéndose en el mayor accionista.

“Hay un patrón aquí, y esto es lo que estamos hablando en términos de un enfoque diferente a asociaciones innovadoras”, dijo el máximo responsable ejecutivo de Coca-Cola, Muhtar Kent, durante la conferencia telefónica. “Nos fijamos en la utilización del capital de una manera inteligente y eficiente para conseguir una presencia muy importante en las categorías de crecimiento”.

Coca-Cola también agregará dos directores en Monster, que tiene sede en Corona, California.

Si bien Coca-Cola ha ayudado a Monster con la distribución desde 2008 y es propietaria de marcas más pequeñas como Full Throttle y NOS, la compañía no cuenta con una bebida energética importante. Monster y Red Bull, propiedad de la austríaca Red Bull GmbH, tienen la mayor cuota de mercado en todo el mundo, de acuerdo con Morningstar Inc.

Skadden, Arps, Slate, Meagher Flom LLP aconsejaron a Coca-Cola en el acuerdo. Barclays Plc se desempeñó como asesor financiero de Monster, mientras que Jones Day proporcionó asesoría legal.

Coca-Cola exploró una adquisición de Monster a principios de 2012, dijo una persona familiarizada con el asunto. Las conversaciones terminaron sin un acuerdo porque Coca-Cola decidió que el precio inicial de Monster era demasiado alto, de acuerdo a la persona.

La compra de una participación minoritaria es menos arriesgada, dadas las recientes iniciativas de los reguladores estadounidenses por investigar el contenido de cafeína de bebidas energéticas”, dijo Dibadj. Coca-Cola podría terminar comprando el resto de la empresa una vez que el humo se disipe, dijo.

Aun así, es posible que no se haya beneficiado tanto esperando actuar, dijo.

Bloomberg


Ver comentarios